27. Enfoque.

Si te enfocas en la fuerza de tu enemigo perderás. Enfócate en la fuerza del Señor.