8. Una visita EXTRAORDINARIA en medio de una jornada ORDINARIA.

La navidad rompe lo ordinario con lo Extraordinario