Día Jueves – El arresto… Reinan las Tinieblas


Citas claves: Mt. 26.17-30/  Mc. 14.12-26/ Lc. 22.7-39.

¿Qué sucedió?

Este es el día en que comienza en verdad la pasión de Cristo. Antes de terminar este día, Cristo habrá tenido la última cena con sus discípulos, habrá orado en el huerto de Getsemaní, sufrirá traición, arresto y habrá comenzado su juicio. Debemos mencionar que los escritores sinópticos (Mateo, Marcos, Lucas) dan pocos detalles de las actividades de Cristo previas a los incidentes que llenan el atardecer.

Para el comienzo del día, los 3 escritores sinópticos advierten que los discípulos preguntan acerca de los preparativos para la Pascua. Jesús les da detalles acerca de donde deberían de ir, a quien hablar y lo que debían hacer para que todo estuviera listo para la última cena. Después de esto los escritores no registran nada más hasta la tarde y la cena misma.

Lucas es el que comenta más extensamente la última cena. Incluye cosas que los otros escritores omiten. Por ejemplo, durante la comida se levanta una disputa entre los discípulos respecto de cuál de ellos es el mayor (Lc. 22:24). Esta disputa y la respuesta de Cristo, hacen que la atención se centre en el tema del servicio. Los tres incluyen la predicción de Cristo de que uno de los doce le entregaría, y todos registran la ordenanza instituida por Cristo que habrá de llegar a ser un parte permanente de la adoración de la iglesia: La Santa Cena. Solamente Juan menciona el episodio cuando Jesús lava los pies de sus discípulos, detalle realmente curioso (Jn. 13:4-5).

Después de la cena de pascua, Cristo y sus discípulos abandonan el aposento alto y van al monte de los Olivos. Allí El anuncia la negación de Pedro. Luego ellos van a Getsemaní en donde Cristo ora fervientemente por algún tiempo hasta su arresto. La hora ya es avanzada y las fuerzas de las tinieblas se están moviendo para prenderle. Fortalecido por su comunión con el Padre, nuestro Señor se prepara para hacer el sacrifico final.

El huerto de Getsemaní.

Citas claves: Mt. 26.36-46/ Mc. 14.32-42/ Lc. 22.39-46.

Los escritores sinópticos dan pocos detalles desde el fin de la cena del Señor hasta la caminata en Getsemaní. Juan da un relato más detallado (Jn. 13.31- 17.26). Marcos Y Mateo presentan los hechos en una transición que va: Ultima Cena, Monte de los Olivos, un lugar llamado Getsemaní. Este era un huerto al Este de la zona del Templo, a los pies del Monte de los Olivos, el texto dice que Jesús se fue al lugar al que solía ir al M. De los Olivos. 

Veamos brevemente los acontecimientos en el huerto antes del arresto: 

  • Los sinópticos reportan que todos los discípulos fueron con Cristo al huerto. El Evangelio de Juan reporta que Jesús identificó a Judas como el que lo traicionaría, por lo que él se apartó del grupo (Jn. 13.24-30).
  • Después de llegar a Getsemaní, Mt. Y Mc.  Reportan que  que Cristo llevó a Pedro, Juan y Jacobo al interior del huerto, dejando a los otros fuera. Lucas no menciona la separación de los 3 discípulos, pero si que el Señor se separó a una distancia como de un “tiro de piedra” y luego se arrodilló y oró (Lc. 22.41).
  • Mateo. Y Marcos, dan un bosquejo claro del orden de la oración:
    • Entró al huerto con los 3 y los dejó orando.
    • Fue más lejos y oró aprox. Por una hora (Mt. 26.40; Mc. 14.37).
    • Vuelve con los 3 y los encuentra dormidos y los reprende.
    • Retorna a otro momento de oración y vuelve con los discípulos y los halla dormidos.
    • Se va a un tercer tiempo de oración y regresa con los discípulos los despierta y les anuncia que la traición era inminente. 
    • Mientras Mt. Y Mc dan detalles de los que entraron al huerto, Lc. Trata más específicamente con la agonía de Jesús. Él reporta que Cristo oró: “Padre, si quieres, pasa de mí esta copa, pero no sea mi voluntad, sino la tuya” (Lc. 22.42), y apareció un ángel del cielo para fortalecerlo. Además reporta, que su oración y angustia fue tan grande que su sudor cayó como gotas de sangre:

Lc. 22.44. 

Y estando en agonía, oraba más intensamente; y era su sudor como grandes gotas de sangre que caían hasta la tierra”.

El arresto.

Citas clave: mt. 26.47-56/ Mc. 14.43-52/ Lc. 22.47-53.

Los sinópticos dan un relato breve y directo del arresto. Despues que Jesús despertó por tercera vez a los discípulos, llegó Judas con una turba con palos  y espadas. Probablemente eran soldados romanos que estaban asignados a labores en el Templo.

Los 3 sinópticos reportan que Judas dio un beso a Jesús, esa era la señal definida para definir al que tenían que arrestar. 

Cada sinóptico define un aspecto particular del arresto, así como Juan incluye algo repecto al arresto:

  • Mt. Es el único que reporta las palabras de Jesús que pudo haber sido rescatado por 12 legiones de ángeles (Mt. 26.53).
  • Mc. Reporta que un joven vestido solo con una sábana siguió a Jesús durante el proceso (Mc. 14.51-52). Se considera que ese joven era el mismo Marcos.
  • Lucas es el único que menciona que Jesús sanó la oreja del sirviente del sumo sacerdote (Lc. 22.50-51).
  • Juan provee los nombres de los involucrados en el incidente del corte de la oreja: lo hizo Pedro, al sirviente Malco (Jn. 18.10).

En resumen podemos ver que en el momento del arresto de Cristo él tiene el control de la situación: calma a sus discípulos, sana a un hombre, muestra amor a Judas- Ante la sumisión de Cristo los discípulos huyen, el maestro cede pues ha llegado la hora en que gobierna las tinieblas. 

Ha este punto es muy probable que sea la media noche, tal vez un poco después. Entramos al Viernes y todo se mueve rápidamente hacia las circunstancias del juicio. 

Para nosotros hoy.

Es enorme la cantidad de enseñanza que podríamos obtener de los eventos que se derivan del día Jueves, y le animo a que personalmente se aventure a estudiar estos pasajes. Para este estudio vamos a enfatizar 3 elementos.

  • Servicio. 

Jn. 13.4-5.

4. así que se levantó de la mesa, se quitó el manto y se ató una toalla a la cintura.

5. Luego echó agua en un recipiente y comenzó a lavarles los pies a sus discípulos y a secárselos con la toalla que llevaba a la cintura.

¿Quién podría dudar de nuestro maestro y modelo Jesús? Este día cae en manos de sus enemigos por amor a la humanidad, a ti y a mí. Su entrega fue completa, Él vino a servir. Durante la cena se genera este conflicto, Jesús teniendo en perspectiva las horas que venían simplemente no podía tolerar semejante discusión acerca de quién sería el mayor. Según lo reporta Juan, lavó sus pies, Él siendo todo nos enseña a servir. Esto nos cuesta demasiado, es hora de comenzar a practicarlo, no mas palabras, entremos en acción.

  • Pedro…Pedro…Pedro… 

Mt. 26.33-35.

33. –Aunque todos te abandonen –declaró Pedro–, yo jamás lo haré.

34. –Te aseguro –le contestó Jesús– que esta misma noche, antes que cante el gallo, me negarás tres veces.

35. –Aunque tenga que morir contigo –insistió Pedro–, jamás te negaré. Y los demás discípulos dijeron lo mismo.

Nuestro buen amigo Pedro una vez más sale a la luz, le garantiza a Jesús sus convicciones de no dejarlo e ir hasta la muerte por Él, si él hubiera tenido una idea de lo que significaba para Jesús esas palabras quizá jamás las hubiera dicho. La muerte que Jesús enfrentaría sería cruel y liderada por el infierno mismo. Jesús le garantizó a Pedro algo muy distinto de lo que aquel hombre prometía y obviamente Jesús tenía la razón, Pedro no moriría por Jesús, él lo negaría. Afirmemos nuestras convicciones, seamos prudentes con nuestras declaraciones, contemplemos su poder para mantenernos firmes, hay muy poco (por no decir nada) en nosotros que pueda ayudarnos en la hora más difícil para no correr lejos de Jesús, es mejor sentarnos a la mesa con él y dejarnos ministrar, Él sabrá llevarnos y pastorearnos en el momento más cruel.

  • Reinan las tinieblas. 

Lc.22:52-53. NVI.

“…¿Acaso soy un bandido, para que vengan contra mí con espadas y palos? Todos los días estaba con ustedes en el templo, y no se atrevieron a ponerme las manos encima. PERO YA HA LLEGADO LA HORA DE USTEDES, CUANDO REINAN LAS TINIEBLAS”. 

En Getsemaní comenzó la confrontación final, poder contra poder, la santidad contra el pecado, Satanás y Jesús, Judas y Jesús. Las tinieblas tomaron posesión del guión, aseguraron sus puestos en el drama de Jerusalén y utilizaron todas sus artimañas, poder y odio contra el Hijo de Dios. la turba llegó a Getsemaní y Jesús habló:

¿Qué sucede cuando reinan las tinieblas?… traición, mentira, temor desbordado, calumnia, odio, perversión, religiosidad, muerte. Todo esto sucedía en Jerusalén aquella noche de jueves, la atmósfera estaba llena de la maldad del infierno, eso pasa cuando reinan las tinieblas. Jamás permitamos que las tinieblas reinen en nuestras casas, trabajos, matrimonios, hijos(as), naciones, serán desastrosos sus resultados.

El Maestro está en las manos de los religiosos, sus amigos se escondieron, el infierno entero está en Jerusalén, la esposa de Pilato está soñando… se preparan los juicios de la noche, en algunas no muy largas horas se definirá el destino del Maestro, a partir de ese momento no es popular seguir a Jesús, las horas avanzan rápido o lento, pero avanzan y cada vez aquella semana está llegando a su final. El enfoque no fueron los milagros, fue la enseñanza, pero el sentido de los un poco más de 33 años del Maestro se definirán en las próximas 14 horas en Jerusalén.

3 comentarios sobre “Día Jueves – El arresto… Reinan las Tinieblas

  1. pienso q lo q sucedio ese jueves fue tremendo , en el momento del arresto podemos ver como Jesus no se estimo a ser igual a Dios si no q se despojo de si mismo, todo por amor , todo por perdon , ES SU MISERICORDIA , SU GRACIA,….GRACIAS JESUS!!!!!!

    Me gusta

  2. Gracias, que el senior Jehova, le siga bendiciendo,fortaleciendo, para recibir, de Dios a traves de uds. y nos edifique, nos confronte con su palabra y su amor, nos redarguya,nos aliente y nos de la fuerza para poner por obra su palabra y vivir en Santidad, 2aCorintios 7:1
    gracias. bendiciones mil

    Me gusta

  3. En está semana estamos acostumbrados a disfrutar en otras cosas que no son de Cristo, y olvidamos lo que sucedió en aquellos días.
    Pero ahora ya no estamos solo para recordar y guardar está semana, sino que, como dice el pastor hay que actuar y dejar las palabras…

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s