Mientras oras se prepara una respuesta explosiva.


“De repente, vino del cielo un ruido como el de una violenta ráfaga de viento y llenó toda la casa donde estaban reunidos”. Hech. 2.2

“De repente”, súbitamente, en un momento inesperado, irrupción del status quo, así será la respuesta de Dios a tus oraciones. La oración es eso, la oración es rompimiento, la oración es acción aunque no le parece, hay quien te dijo: “Tú solo sabes orar”… “Ya debemos hacer algo más que orar”…. “Orar está bien pero ya hay que hacer algo más”…. Error fatal, no te confundas, la oración es acción, y aunque a veces pareciera que solo es silencio estéril, debo decirte que la oración prepara las respuestas explosivas del Espíritu Santo.

Cuando Jesús partió le dejó instrucciones a los discípulos, entre ellas:

  1. No se muevan.

“…No se alejen de Jerusalén, sino esperen la promesa del Padre…” Hech. 1.4

El punto era no hacer algo hasta tener la potencia que impulsaría la misión y el resto de sus vidas. Nuestra error es movernos y luego orar, movernos y luego consultar, movernos y luego reclamar, movernos y luego frustrarnos. No lo haga, el primer paso es oración, antes de emprender, antes de firmar, antes de comprar, en fin, el primer paso es orar. Si no ha habido oración todavía no es el momento de proceder, suelo someter los asuntos a la prueba de las 72 horas de oración, luego actúo, obviamente algunas decisiones permiten más tiempo y otras menos pero siempre debe haber oración. Yo se que es tentador entrar en acción, yo se que estamos resueltos con el asunto, que ya tenemos la decisión tomada, pero le recomiendo que bañe en oración los planes y movimientos antes de cualquier cosa, así contaremos con el favor y sobretodo con la dirección de Dios. Recuerde que los grandes proyectos salen del cuarto de oración.

2. Se fueron a orar.

El objetivo era ser potenciados por el Espíritu Santo, la acción natural fue la oración. Subieron a la segunda planta de algún lugar y comenzaron su jornada de clamor, oraron juntos, buscaron a Dios y mientras oraban el Espíritu Santo preparaba una respuesta explosiva. Recuerda que mientras oras una respuesta se está preparando, mientras clamas en la madrugada algo se está moviendo espiritualmente, mientras consultas la Palabra en  ayuno y oración una explosión de su presencia se está fraguando, la oración es acción, es la preparación de tu respuesta, de milagros, no ceses de clamar, no ceses de buscar.

La próxima vez que esté de rodillas delante de la Presencia de Dios recuerda que mientras estás orando el Espíritu Santo está preparando una respuesta explosiva, mientras oras el Espíritu Santo ya se está moviendo y algo sucederá, “de repente” algo sucederá.

Escríbe a: hola@carlosnavas.org

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s