Pida que Dios le envíe más enfermedades. Carlos Navas.

23

¿Has escuchado o dicho alguna vez la frase: “Señor si es tu voluntad… que se obre esta sanidad?… bueno, yo la he oído y debo reconocer que también la he dicho en alguna ocasión, pero honestamente esta frase no aplica cuando oramos por la sanidad del cuerpo. Sé que no es fácil este asunto, sobretodo cuando tenemos casos o situaciones terminales y crónicas. No tener el resultado deseado o esperado y llegar a un desenlace muy distinto al que quisiéramos podría llevarnos a dudar del amor, poder y plan de Dios, quiero ponerlo de esta manera: “Peleamos por la sanidad hasta el último minuto, de allí en adelante confiamos en Dios”. 

A veces pienso que me arriesgo demasiado cuando uso ciertos títulos para algunas cosas, y este es uno de esos títulos muy arriesgados, porque alguien no podría entender el asunto y etiquetarme de “hereje”, así que aclaro, solo lo hago para capturar tu atención y que te animes a leer… veamos de qué se trata esto….

Pensemos un poco, Jesús nunca oró diciendo: “Padre si es tu voluntad sana a este ciego”… no lo  hizo. Él nunca rechazó a alguien que viniera por sanidad, o le dijo: “Bueno, pues veremos si es la voluntad del Padre que seas sanado… igual yo oro por ti y ojalá Dios tenga esto en su agenda. Si tú asumes que porque no has recibido tu sanidad la voluntad de Dios es que no la recibas, por favor no vayas donde el médico, tampoco tomes medicinas porque te vas a salir de la voluntad de Dios, es más, pide más enfermedades para estar bien metido en la perfecta voluntad de Dios…  ¿eso suena absurdo verdad? … tienes toda la razón… ES ABSURDOOOO!!!!  Y la razón es porque en nuestra mente y corazón sabemos que la voluntad de Dios es nuestra sanidad.  Jesús en muchas ocasiones ni siquiera oró por una sanidad en las personas, simplemente activó la sanidad con las palabras: “SE SANO” y ya.

La sanidad es la voluntad de Dios porque:

  • Él es nuestro Padre PERFECTO y BUENOMt. 7:7 –11 

7 Pidan, y se les dará; busquen, y encontrarán; llamen, y se les abrirá. 8 Porque todo el que pide, recibe; el que busca, encuentra; y al que llama, se le abre.

9 »¿Quién de ustedes, si su hijo le pide pan, le da una piedra? 10 ¿O si le pide un pescado, le da una serpiente? 11 Pues si ustedes, aun siendo malos, saben dar cosas buenas a sus hijos, ¡cuánto más su Padre que está en el cielo dará cosas buenas a los que le pidan!

Si nosotros aun siendo imperfectos daríamos a nuestros hijos lo mejor para su bienestar, cuánto más tu Padre que es PERFECTO no dará la sanidad a aquellos que la necesitamos.

  • Dios no cambia, lo bueno y perfecto viene de ÉlSantiago 1:17. 

Toda buena dádiva y todo don perfecto descienden de lo alto, donde está el Padre que creó las lumbreras celestes, y que no cambia como los astros ni se mueve como las sombras.

Dios en su bondad nos bendice con sanidad, de su trono proviene todo lo bueno para nuestra vida, Él creó los cielos, tiene la facultad para obrar en nuestro cuerpo, su voluntad y firmeza es la garantía, Él no cambia.

  • Él es Jehová el Sanador, no el enfermador. Ex. 15:26.  

RV60 – y dijo: Si oyeres atentamente la voz de Jehová tu Dios, e hicieres lo recto delante de sus ojos, y dieres oído a sus mandamientos, y guardares todos sus estatutos, ninguna enfermedad de las que envié a los egipcios te enviaré a ti; porque yo soy Jehová tu sanador.

NVI – Les dijo: «Yo soy el Señor su Dios. Si escuchan mi voz y hacen lo que yo considero justo, y si cumplen mis leyes y mandamientos, no traeré sobre ustedes ninguna de las enfermedades que traje sobre los egipcios. Yo soy el Señor, que les devuelve la salud

Él estableció un estatuto de sanidad si tu caminas en obediencia y alimentado por su Palabra. La gran disposición de Dios es sanarnos, y en ninguna parte de la Biblia aparece que ese estatuto haya sido revocado o anulado, todo lo contrario, la sanidad fue una de las características más gloriosas del ministerio de Jesús y los discípulos, y así mismo lo hemos visto a lo largo de la historia de la Iglesia, ¿por qué hoy eso debería cambiar? …. Sabes lo que me encanta de este versículo en la NVI es que dice “…Yo soy el Señor, que les DEVUELVE la salud”, su voluntad es que seas sano, su plan es sacarte del campo de la enfermedad y devolverte al campo de la salud.

No amigo, no pidas enfermedades, toma tu sanidad que fue adquirida junto a tu redención, la voluntad de tu Padre es SANARTE.

“POR LA FE…  acepto la verdad de que la VOLUNTAD DE DIOS para mi vida es que SEA SANO, y así es, SOY SANO”. 

El valor hace la diferencia. Carlos Navas

El valor hace la diferencia

El valor hace la diferencia

Winston Churchill dijo: “Cobremos ánimo para enfrentar nuestra responsabilidad y resistir, y si el imperio británico dura mil años, los hombres puedan decir: esa fue su hora de gloria”. Lo dijo mientras eran atormentados día y noche por la Luftwafe, la fuerza aérea Nazi durante la segunda guerra mundial.

Tu entre la super población mundial, que difícil es pensar en la importancia y relevancia de una sola persona. ¿Quién notará tu generosidad al indigente de la esquina? ¿La cortesía al conducir?… ¿Mantenerte firme a tus convicciones en medio de la presión?… ni lo pienses si quiera, algunas cosas son lo suficientemente importantes para que demos la cara aún si estamos solos, no desestimes la importancia que tiene una sola persona. Has sido llamado a un tiempo, para este tiempo, para esta hora, y mi querido líder debes RESPONDER. Sí, responde como se espera, como conviene, cón lo correcto. Haz tu parte, eso es fundamental, si todos los hacemos llegremos a un lugar. Nunca menosprecies el valor de tus acciones, haz lo correcto, hazlo siempre, se valiente y alcanza tus planes, cumple tu destino, para esta hora fuíste llamado.

Churchill dijo: “Debemos estar unidos, debemos ser intrépidos, debemos ser indoblegables”. La reina Ester lo dijo así: “…Y si perezco, que perezca” (Ester 4:16 NVI)… El valor hace la diferencia. X-actitud.

Ya me sané. Carlos Navas.

sanofelizIsaías 53:4-5.  

Ciertamente él cargó con nuestras enfermedades y soportó nuestros dolores, pero nosotros lo consideramos herido, golpeado por Dios, y humillado.  Él fue traspasado por nuestras rebeliones, y molido por nuestras iniquidades; sobre él recayó el castigo, precio de nuestra paz , y gracias a sus heridas FUIMOS SANADOS 

La sanidad de las enfermedades ya se nos entregó, está hecho, está en el pasado: “FUIMOS SANADOS”, no está en el  futuro, Jesús ya “cargó nuestras enfermedades,  ahora solo reclamamos la sanidad que ya fue obtenida.

En la cruz Jesús nos libró de la muerte eterna y la condenación, nos redimió al ser herido por nuestras rebeliones e iniquidades, y CUANDO LO RECIBIMOS COMO SEÑOR Y SALVADOR SABEMOS POR LA FE QUE YA SOMOS SALVOS, Y COMENZAMOS A VIVIR CON LA PLENA CONVICCIÓN de que estamos libres del infierno, de la culpa, del pecado, de la condenación, ni siquiera lo dudamos, comenzamos una nueva vida llena de cambios impresionantes, porque con un pequeño acto de arrepentimiento hecho con una fe simple sabemos que todo ha cambiado… sin truenos, ni relámpagos, ni luces de colores, ni voces extrañas, simplemente sabemos que algo pasó y comenzamos a ver y vivir esos cambios.

Pero también nos SANÓ, no solo nos limpió de los pecados, no solo nos SALVÓ, en la cruz también nos SANÓ, por lo tanto, no vivamos solo con una parte de la victoria, no  vivamos solo con la convicción de la salvación, sino también con  LA CONVICCIÓN DE LA SANIDAD... sin truenos , ni relámpagos, ni caídas, ni temblores, ni voces… “Ciertamente él cargó con nuestras enfermedades y soportó nuestros dolores y gracias a sus heridas FUIMOS SANADOS“… YA FUIMOS SANADOS!!!! también hay que caminar en esa convicción.

 Por la FE: “Acepto la verdad que soy salvo, así como la verdad de que he sido SANADO por la Gracia y FE en Jesucristo, tomo mi sanidad que YA ME FUE OTORGADA” 

No eres la última Coca Cola en el desierto. Carlos Navas.

 

 

¿Conoces a alguien que tiene esa peculiaridad de que le sale algo bien y luego se cree la última Coca cola en el desierto?… Yo sí…  wow!!!… Solo es cuestión de que algo le sale bien o lo hace bien y a partir de ese momento se eleva y comienza a comportarse con la actitud de “todo lo hago bien, soy lo mejor del mundo”… “¿necesitan ayuda? …Pues aquí estoy”,  “ehhh… ¿P11229639.5481188410414or qué no lo hacen?… Vamos no sean cobardes aprendan”… Bueno tú sabes esa actitud de todo lo se, todo lo puedo, vean como lo hago,  acompañado de arrogancia, soberbia, orgullo, prepotencia y cosas así. Mira no necesariamente sean personas malas (algunos si), pero allí están, difícil soportarlos, realmente me cae muy mal eso.

La Biblia nos cuenta la historia de un rey que tenía esa molesta actitud, se llamaba Amasías, rey de Judá. Las cosas le salieron bastante bien en algunas batallas venciendo a los Edomitas, y luego desafió al rey Joás de Israel, y este le contestó:

“…has derrotado a los edomitas, y el éxito se te ha subido a la cabeza…” 2 Reyes 14:10 – NVI

Amasías insistió en su desafío, Joás aceptó ir a la batalla, ¿Cuál fue el resultado?… le dieron una paliza al ejército de Amasías y a él lo capturaron. Derribaron una porción de la muralla de Jerusalén (propiedad de Amasías) y se apoderaron de una parte de los tesoros del templo, finalmente tomaron rehenes y Joás tuvo una gran victoria, mientras Amasías fue humillado.

Bueno no creo que haya mucho que agregar a esta historia. La lección es simple “no te creas la última Coca Cola en el desierto” (por cierto no creo que Coca Cola me de algo por toda esta promoción). Se humilde, reconoce tus limitaciones, se maduro con tus fortalezas, sabio, sensato, no te metas en problemas por gusto, y sobretodo reconoce que si algo has logrado ha sido por la misericordia de Dios en tu vida.

Cada nuevo desafío en nuestra vida debemos enfrentarlo con madurez, humildad y sensatez, y SIEMPRE confiando en Dios quien nos da la gracia para vencer.

Le tenía miedo a las culebras. Carlos Navas.

miedo 25

Vive SIN TEMOR

Terminó nuestra reunión en Juventud Sion y un joven de unos 17 años se me acercó para hacerme una pregunta: – ¿Qué hago para no tener miedo?” –  WOWWWWW Qué pregunta… lo que hice fue contarle esta historia: Estábamos en las calles de una ciudad muy popular de los Estados Unidos, un hombre tenía una enorme pitón albina en su cuello, su negocio era cobrar por tomarte una foto con su extravagante mascota. Ehhh … ¿No sabes que es una pitón albina? Se trata de una culebra gigante, metete a Google y las conocerás. En fin, yo les tenía pavor a las culebras, no las podía ver ni siquiera en fotografía o la televisión, y peor en vivo. No creas que era algo simple, era un pavor aterrorizante a las culebras. Pero esa noche el asunto era más complicado, mi esposa estaba conmigo y  me dijo: – “Creo que puedes tocar esa culebra, estoy segura que te atreves a hacerlo”- …. QUEEEEE!!!!!… ¿es en serio?…  tengo frente a mi a uno de los peores alteradores de mis nervios y mi esposa me dice: “… creo que si te atreves hacerlo”… no tienes idea de todo lo que pasó por mi mente en los siguientes 15 segundos, estaba dispuesto a llevarla de “shopping” donde fuera con presupuesto libre antes de estar cerca de aquel animal. Finalmente me sentí obligado a decir que “Siii”… nos acercamos, pregunté si podía tocar a aquel monumento al terror, y este individuo con sonrisa perversa contestó: “Siiiii”. Acerqué mi mano lentamente, muy lentamente, el animal se movió y yo salté 3 metros atrás. Me acerqué más, mis manos sudaban y cierto temblor era evidente, la sonrisa maquiavélica del dueño de la pitón la sentía en el alma…. Acerqué la mano…. más…. más …. más…. y ….. y….. y…. Siiiiii… la toqué, comencé a deslizar mi mano por aquella piel fría y húmeda… uuushhh…. Se movía lento y terrorífico, pero yo seguía deslizando mi mano y la historia termina aquí. Sabes algo, desde ese día el terror a las culebras desapareció, no digo que tengo una culebra de mascota, pero todo aquel pavor se disipó y ahora al menos ya puedo verlas, aquí está la lección que quería compartir con aquel chico: “Los valientes no nacen, se hacen enfrentando sus temores”.

¿Tienes miedo? Es normal y de alguna manera necesario, pero nunca dejes que el miedo esclavice tu vida y te paralice. Podrías dejar de disfrutar muchas satisfacciones y alegrías porque estas atado al miedo. Habla, escribe, manda ese correo, emprende, hazlo, debes atreverte a hacerlo. El diccionario dice que el temor es una sensación de desconfianza, y eso suena a “anti- fe”, desconfianza es opuesto a confianza… es decir: FE. No dejes que el temor domine tu vida, tu misión es tan valiosa que no puedes dejar que el temor la eche a perder. Eso le dijo Dios a Josué: “…. No tengas miedo….” Jos. 1:9. La  misión de Josué era muy importante y el miedo no podía estropearla. Vive sin límites, VIVE SIN TEMOR.

 

“Cuando siento miedo, pongo en ti mi confianza” Sal. 56:3 NVI.

El antídoto para el temor es la FE en Dios.

Hazlo otra vez. Carlos Navas.

"Hazlo una vez más"

“Hazlo una vez más”

“…Señor, he sabido de tu fama; tus obras, Señor, me dejan pasmado. Realízalas de nuevo en nuestros días, dalas a conocer en nuestro tiempo; en tu ira, ten presente tu misericordia”. Habacuc 3:2.

El profeta está impactado por las obras de Dios, lo que se habla de Él lo cautiva y un hambre especial se activa, una ansiedad espiritual, una pasión inquieta su alma… “tus obras me dejan aturdido, lo que puedes hacer es increíble, lo que he oído de tí es… es…   grandioso…”  Finalmente se atreve, lo contiene por un segundo pero no mas, lo acumula como represa que contiene una inmensa masa de agua estática que demanda ser liberada para soltar energía y poder… no puede mas y lo suelta: “Hazlo otra vez, ahora, en este momento, en este tiempo… esta tarde si fuera posible, en este tiempo hazlo… hazlo… tu puedes”. Haz experimentado esa clase de hambre, esa ansiedad, ese volcán ardiendo, tu corazón palpita con excitación extraña y apasionada, lo quieres porque haz oído de lo que es capaz su Espíritu Santo, lo anhelas porque lo leíste en la historia bíblica o en la historia de un avivador, sabes que Él es capaz, sobretodo, lo anhelas porque lo necesitas,  tu ciudad y la nación entera lo exige, tu casa lo requiere, es sed es hambre, un sentido de urgencia… “El puede hacerlo y yo lo necesito, he oído de lo que puede hacer en una familia, lo que es capaz de hacer en una nación, estoy impactado por esto…. ¿podrías hacerlo otra vez, podrías actuar hoy?… lo necesitamos, solo tu puedes cambiarlo todo”.

Un segundo después saltan los obstáculos, en medio de la petición una idea se cruza, un pensamiento, un “pero”, “bemoles” del carácter, media nota atrás… medio segundo de silencio… “Hemos fallado, somos imperfectos, lo hemos abandonado, hay pecado, ¿lo merecemos?”… Un pastor en la radio sollozando tal vez con algo de temor dijo: “Hemos despertado tu ira, tu juicio nos persigue”.  Debo reconocer que me incomodó una aseveración tan contundente, tajante y radical. Lo dejé pasar, lo saboreé, lo acaricié un poco mas, lo dejé a un lado y luego de reojo lo vi otra vez: “Tiene razón, hay pecado, hay maldad, hay injusticia, hay muerte, el inocente está sufriendo, hay corrupción, hay perversión, hay lujuria, hemos fallado, y peor aún no nos importa, lo hemos dejado a un lado como si todo estuviera bien…” Se encendió su ira y con ella su juicio, no se habla de esto en los púlpitos porque asustaría a las personas, porque sonaríamos radicales o fundamentalistas y nadie quiere sonar así, no en este tiempo, ¿no habría tal valor entre los líderes?…. ¿habrá alguien?… ¿estaremos dispuestos a tal riesgo?, lo dudo, el “éxito” se comprometería… pero no veremos la grandeza de las obras que lo hacen tan famoso mientras ignoremos la verdad… el profeta lo sabía y le dijo: “Es cierto hemos encendido tu ira, estás enojado, pero podrías mostrarnos tu mejor lado, tu mejor perfil: MISERICORDIOSO”.

Esperamos en ti, tenemos hambre, sabemos que puedes hacerlo y lo anhelamos, hay ansiedad en nuestro corazón por verte SER LO QUE DICEN QUE ERES… un Dios sin límites, grande y espectacular, hazlo otra vez, no hay alternativa, no tenemos opción, no hay caminos alternos, solo te tenemos a ti, si activamos tu ira no olvides despertar tu misericordia, ten misericordia,  HAZLO UNA VEZ MAS.

Los ministerios efectivos hacen buenos eventos. Carlos Navas.

Ministerios efectivos hacen buenos eventos.

Ministerios efectivos hacen buenos eventos

El ministerio juvenil presiona al movimiento, ese dinamismo nos obliga a ser creativos y a permanecer en inquietud intelectual, esto significa que los líderes de jóvenes no estamos quietos por mucho tiempo y hacemos eventos. Eso puede ser letal o beneficioso, dependerá de los enfoques, certeza, motivaciones, objetivos del evento entre otras cosas.
Debes esforzarte en producir eventos efectivos y con buena proyección de éxito en todos los sentidos. La era de hacer las cosas “cómo salgan” ya te diste cuenta pasó hace mucho tiempo, todo lo que venga a sumar para tener eventos bien producidos, que dejen satisfacción y frutos del Reino debe ser vital en todo lo que tu cerebro quiera realizar, debes esforzarte en hacer las cosas diferentes, tus eventos deben ser satisfactorios para todos. Revisa, estudia, observa las características, procesos y lineamientos que permitan planear, producir y organizar, eventos y actividades efectivas.

Aprendiendo y pensando en algunas historias pasadas…
Toma un poco de tiempo y recuerda algunas actividades que hiciste en el pasado, reflexiona:

 • ¿Qué pasó con tu evento? … ¿Cuántos esperabas y cuantos llegaron? … ¿Como saliste con el $$$$? … ¿Y tú…. Como quedaste….? Tal vez no sea tu caso pero por mi puedo decirte que hay algunos eventos que preferiría no recordarlos. Al contestar las preguntas anteriores me vienen deseos de llorar, las respuestas a esas preguntas son tan dolorosas que mejor pasemos al siguiente punto o suspendo este escrito para siempre.

• Hemos sido víctimas de… la improvisación… la falta de información… del entusiasmo, y como resultado tuvimos eventos con: muchos errores, frustración, fracaso y deudas. He aprendido, somos más estratégicos, enfocados y EFECTIVOS. No olvides esto:

“La madurez, capacidad y desarrollo de un ministerio de jóvenes, también se puede evaluar por la calidad de los eventos que sus líderes producen”.

Debes ser la clase de líder que está en la capacidad de tener una idea clara de los pasos a seguir para producir un evento ordenado, enfocado y controlado. Reducirás los márgenes de error, harás una mejor labor logística y tendrás un buen panorama para enfrentar las eventualidades o emergencias propias de la producción de eventos. Debes producir excelentes eventos y no solamente hacer algo.

Actitud correcta para crecer. Carlos Navas.

Si quieres crecer, ten la actitud para crecer.

Si quieres crecer, ten la actitud para crecer.

Un líder quiere que el proyecto que guía luzca evidentemente próspero y en desarrollo. El liderazgo implica guiar al éxito, transitar en el camino del desarrollo con una visión pertinente, apasionante y enriquecedora.

Para que tu proyecto crezca, se un líder que desarrolla la actitud de los que hacen crecer un proyecto. Los que empujan para alcanzar metas e ir más profundo en el desarrollo de la visión se miran en un futuro mejor que su presente, avanzan, arrebatan y ganan, ¿Cómo lo haces?:

Identifica tu oportunidad. Llegará tu momento de hablar, tu oportunidad de dirigir algo relevante, de hacer un contacto clave, se te entregará un proyecto de primer nivel, esa es tu oportunidad hazlo de la mejor manera que puedas.

Supera Obstáculos. Los esperamos, nos esperan y aparecen, son obstáculos, es imposible vivir sin ellos. Sus características son de todo tipo, forma y tamaño, ¿Qué hacemos? Los superamos, léelo bien: “Los obstáculos se superan, es mandatorio”.

Definir el blanco. Ponle nombre a la meta clara y concretamente, ¿Cuál es tu siguiente tierra? Los conquistadores fueron efectivos porque la tierra que seguía en su agenda estaba claramente delimitada y enfocada, sabían para donde avanzar, la obtenían y luego definían el siguiente paso, así añadían tierra a su tierra. ¿Qué sigue?

Asegura la victoria. Cuando la meta está claramente definida tienes una opción: CONQUISTAR. Se estratégico, paciente, ordenado, sana heridas, pero alcanza la victoria.

Es un asunto de actitud correcta, los líderes que crecen y hacen crecer su proyecto, tienen la actitud que hace crecer su proyecto.