¿Tu tampoco has recibido tu respuesta? Carlos Navas.

Creo que nofullsizeoutput_e soy el único al que le ha pasado esto… seguro te ha sucedió… has buscado una respuesta, un poco de justicia, un cambio en la situación, y bueno… no solo no hay respuesta, tal vez el asunto se puso peor… no creo ser el único que ha pasado por eso.

Al profeta Habacuc le sucedió, al menos me da un poco de aliento saberlo, en la Biblia hay gente que también se ha sentido así. Lo imagino, sentado bajo un árbol, tal vez en una roca áspera y terriblemente dura… incómoda… posiblemente dentro de su tienda, o parado frente a una inmensa masa de arena desértica… decir cualquier cosa es especular, pero lo cierto de la historia fue su pregunta:

 “¿Hasta cuando, Señor, he de pedirte ayuda sin que tú me escuches? ¿Hasta cuando he de quejarme de la violencia sin que tú nos salves? Habacuc 1:2.

 Pasividad, oídos sordos, indiferencia, desánimo, son solo algunas palabras que encierran las quejas del viejo Habacuc. El profeta está cansado de la corrupción, de la perversión, del abuso, del fuerte aplastando al débil, de la arrogancia del perverso, del orgullo depredador que destroza al humilde, de la fuerza burlona que aniquila, del dolor que se envanece produciendo desesperación y tristeza, ¿te ha sucedido?… seguro que sí, y lo que sentiste fue indignación, impotencia, cansancio y una mirada profunda extraviada en el infinito navegando en busca de algo… una respuesta… una luz… algo, lo que sea.

 No quiero seguir en este camino de menosprecio y amargura, tú estás allí también, vamos a salir de aquí. Dios no olvida, Él es fiel, yo soy impaciente y desesperado, pero Él sigue siendo fiel. La causa de Habacuc encontró salida, una respuesta de Dios que te la resumo de esta manera:

  1. Dios tenía preparadas acciones para castigar a los que estaban actuando con maldad.

“¡Miren a las naciones! ¡Contémplenlas y quédense asombrados! Estoy por hacer en estos días cosas tan sorprendentes que nos las creerán aunque alguien se las explique. Estoy incitando a los caldeos…” Hab. 1:5-6.

 Ok, ¿qué significaba todo eso?… Dios tenía una respuesta, había una salida, nada de pasividad, Él tenía preparada una respuesta para hacer castigar la maldad y el abuso que enfurecía tanto a Habacuc.

Dios tiene preparada una salida para tu situación, hay respuesta para tu causa, si te digo que la respuesta será mañana te estaría mintiendo, pero te aseguro que Dios responderá y te mostrará su justica y victoria… ESA ES UNA GRAN VERDAD, no te entristezcas, ni desesperes, Dios responderá. Aunque el profeta pensaba que no había respuesta, en realidad, si la había, Dios tenía una respuesta, y ahora Habacuc sabía algo que antes no sabía.

  1. EL asunto tenía que ver con la FE.

“El insolente no tiene el alma recta, pero el justo vivirá por la fe” Hab. 2:4.

Nos sorprende una contundente declaración tan propia del Nueva Testamento… “El justo vive por la fe” … no será el insolente, la corrupción o la injusticia la que triunfará, no será la perversión ni la maldad, no será el abuso, no será el dolor, no será la injusticia la que triunfará porque la fe del justo es su escudo y respuesta, una fe contundente que le rescata y provocará que la mano poderosa de Dios se manifieste a su favor.

 Por lo tanto, no te rindas ni desesperes… no dejes que la amargura te envuelva y nuble, habrá respuesta y habrá victoria, aprenderemos a esperar, aprenderemos a perseverar, conoceremos la ruta de la paciencia, que importa, llegaremos con la victoria en nuestras manos y veremos al enemigo derrotado, y quizá hasta podamos perdonarlo, tendrás una nota de excelencia al final del día, como sea Dios responderá.

 “Y el Señor me respondió: Escribe la visión… Pues la visión se realizará en el tiempo señalado; marcha hacia su cumplimiento, y no dejará de cumplirse. Aunque parezca tardar, espérala; porque sin falta vendrá”. Hab. 2:2-3.

Pida que Dios le envíe más enfermedades. Carlos Navas.

23

¿Has escuchado o dicho alguna vez la frase: “Señor si es tu voluntad… que se obre esta sanidad?… bueno, yo la he oído y debo reconocer que también la he dicho en alguna ocasión, pero honestamente esta frase no aplica cuando oramos por la sanidad del cuerpo. Sé que no es fácil este asunto, sobretodo cuando tenemos casos o situaciones terminales y crónicas. No tener el resultado deseado o esperado y llegar a un desenlace muy distinto al que quisiéramos podría llevarnos a dudar del amor, poder y plan de Dios, quiero ponerlo de esta manera: “Peleamos por la sanidad hasta el último minuto, de allí en adelante confiamos en Dios”. 

A veces pienso que me arriesgo demasiado cuando uso ciertos títulos para algunas cosas, y este es uno de esos títulos muy arriesgados, porque alguien no podría entender el asunto y etiquetarme de “hereje”, así que aclaro, solo lo hago para capturar tu atención y que te animes a leer… veamos de qué se trata esto….

Pensemos un poco, Jesús nunca oró diciendo: “Padre si es tu voluntad sana a este ciego”… no lo  hizo. Él nunca rechazó a alguien que viniera por sanidad, o le dijo: “Bueno, pues veremos si es la voluntad del Padre que seas sanado… igual yo oro por ti y ojalá Dios tenga esto en su agenda. Si tú asumes que porque no has recibido tu sanidad la voluntad de Dios es que no la recibas, por favor no vayas donde el médico, tampoco tomes medicinas porque te vas a salir de la voluntad de Dios, es más, pide más enfermedades para estar bien metido en la perfecta voluntad de Dios…  ¿eso suena absurdo verdad? … tienes toda la razón… ES ABSURDOOOO!!!!  Y la razón es porque en nuestra mente y corazón sabemos que la voluntad de Dios es nuestra sanidad.  Jesús en muchas ocasiones ni siquiera oró por una sanidad en las personas, simplemente activó la sanidad con las palabras: “SE SANO” y ya.

La sanidad es la voluntad de Dios porque:

  • Él es nuestro Padre PERFECTO y BUENOMt. 7:7 –11 

7 Pidan, y se les dará; busquen, y encontrarán; llamen, y se les abrirá. 8 Porque todo el que pide, recibe; el que busca, encuentra; y al que llama, se le abre.

9 »¿Quién de ustedes, si su hijo le pide pan, le da una piedra? 10 ¿O si le pide un pescado, le da una serpiente? 11 Pues si ustedes, aun siendo malos, saben dar cosas buenas a sus hijos, ¡cuánto más su Padre que está en el cielo dará cosas buenas a los que le pidan!

Si nosotros aun siendo imperfectos daríamos a nuestros hijos lo mejor para su bienestar, cuánto más tu Padre que es PERFECTO no dará la sanidad a aquellos que la necesitamos.

  • Dios no cambia, lo bueno y perfecto viene de ÉlSantiago 1:17. 

Toda buena dádiva y todo don perfecto descienden de lo alto, donde está el Padre que creó las lumbreras celestes, y que no cambia como los astros ni se mueve como las sombras.

Dios en su bondad nos bendice con sanidad, de su trono proviene todo lo bueno para nuestra vida, Él creó los cielos, tiene la facultad para obrar en nuestro cuerpo, su voluntad y firmeza es la garantía, Él no cambia.

  • Él es Jehová el Sanador, no el enfermador. Ex. 15:26.  

RV60 – y dijo: Si oyeres atentamente la voz de Jehová tu Dios, e hicieres lo recto delante de sus ojos, y dieres oído a sus mandamientos, y guardares todos sus estatutos, ninguna enfermedad de las que envié a los egipcios te enviaré a ti; porque yo soy Jehová tu sanador.

NVI – Les dijo: «Yo soy el Señor su Dios. Si escuchan mi voz y hacen lo que yo considero justo, y si cumplen mis leyes y mandamientos, no traeré sobre ustedes ninguna de las enfermedades que traje sobre los egipcios. Yo soy el Señor, que les devuelve la salud

Él estableció un estatuto de sanidad si tu caminas en obediencia y alimentado por su Palabra. La gran disposición de Dios es sanarnos, y en ninguna parte de la Biblia aparece que ese estatuto haya sido revocado o anulado, todo lo contrario, la sanidad fue una de las características más gloriosas del ministerio de Jesús y los discípulos, y así mismo lo hemos visto a lo largo de la historia de la Iglesia, ¿por qué hoy eso debería cambiar? …. Sabes lo que me encanta de este versículo en la NVI es que dice “…Yo soy el Señor, que les DEVUELVE la salud”, su voluntad es que seas sano, su plan es sacarte del campo de la enfermedad y devolverte al campo de la salud.

No amigo, no pidas enfermedades, toma tu sanidad que fue adquirida junto a tu redención, la voluntad de tu Padre es SANARTE.

“POR LA FE…  acepto la verdad de que la VOLUNTAD DE DIOS para mi vida es que SEA SANO, y así es, SOY SANO”. 

El valor hace la diferencia. Carlos Navas

El valor hace la diferencia

El valor hace la diferencia

Winston Churchill dijo: “Cobremos ánimo para enfrentar nuestra responsabilidad y resistir, y si el imperio británico dura mil años, los hombres puedan decir: esa fue su hora de gloria”. Lo dijo mientras eran atormentados día y noche por la Luftwafe, la fuerza aérea Nazi durante la segunda guerra mundial.

Tu entre la super población mundial, que difícil es pensar en la importancia y relevancia de una sola persona. ¿Quién notará tu generosidad al indigente de la esquina? ¿La cortesía al conducir?… ¿Mantenerte firme a tus convicciones en medio de la presión?… ni lo pienses si quiera, algunas cosas son lo suficientemente importantes para que demos la cara aún si estamos solos, no desestimes la importancia que tiene una sola persona. Has sido llamado a un tiempo, para este tiempo, para esta hora, y mi querido líder debes RESPONDER. Sí, responde como se espera, como conviene, cón lo correcto. Haz tu parte, eso es fundamental, si todos los hacemos llegremos a un lugar. Nunca menosprecies el valor de tus acciones, haz lo correcto, hazlo siempre, se valiente y alcanza tus planes, cumple tu destino, para esta hora fuíste llamado.

Churchill dijo: “Debemos estar unidos, debemos ser intrépidos, debemos ser indoblegables”. La reina Ester lo dijo así: “…Y si perezco, que perezca” (Ester 4:16 NVI)… El valor hace la diferencia. X-actitud.

El Devocional del lunes por la mañana. No serás más un esclavo. Por Carlos Navas.

 

libreEl faraón va a pensar: Los israelitas andan perdidos en esa tierra. ¡El desierto los tiene acorralados!” Exodo 14.3

¿Qué te esclaviza?… dolor, enfermedad, deuda, fracaso, un viejo hábito… ¿Qué te esclaviza?… Este día comiénzalo con una idea contundente: “Dios me libra de la esclavitud para siempre”.

ACORRALADOS… ese era el panorama de los judíos. Después de varios días intensos finalmente faraón los dejó libres. Pero mientras marchaban con actitud triunfante hacia la libertad y la tierra prometida faraón reaccionó. Tomó a sus capitanes, carros de guerra, armas y salió tras Israel para tomar venganza y esclavizar. Los carros de faraón venían pisando sus talones  y cundió el pánico… faraón dijo: “Están acorralados, están en nuestras manos, siguen siendo nuestros esclavos”.

¿Te sientes así?… Azotado y sometido a una enfermedad dolorosa o mortal, deudas, una familia que no responde. Prisionero de la depresión y el rencor. Un odioso hábito de drogas o alcoholismo, esclavizado a la pornografía… esclavo, acorralado.  Hay buenas noticias, este día eres libre, sales de Egipto, vas camino a tu promesa, Dios es tu LIBERTADOR. Ten en mente tres cosas:

  1. Dios tiene todo bajo control (Ex. 14.1-4). El camino lo definió Dios, el plan lo trazó el Señor, Dios está al tanto de tu situación, Él está observando todo, Él tiene un plan.
  2. Hay salida (Ex. 14.21-22). Entre el mar, el desierto y faraón, parecía que no había opción. Prepárate, no estás acorralado, el Señor abre camino para ti, clama y activa tu autoridad, verás cómo se abre un camino que no sabías que existía.
  3. Esclavitud sepultada (Ex. 14.27). La siguiente decisión de Faraón fue la última, entró al camino de Dios para Israel y se hundió. Este día queda sepultada tu esclavitud, no más, se acabó para siempre, no serás esclavo de Egipto y su faraón.

Toma y vive tu libertad, son tiempos de AVIVAMIENTO. Esta semana te animo a proclamar cada día, al despertar, camino al trabajo, mientras estudias, en el auto, frente a la computadora de tu oficina, en todo tiempo y lugar: “Echó a la mar al jinete y al caballo, soy libre para siempre”.

 

Entrenando y movilizando AVIVADORES.
www.avivadoresenlinea.com
Instagram – Facebook avivadoresenlinea
Twitter avivadorenlinea

La Navidad es así. Carlos Navas.

 

regalos-de-navidad-adornos-para-postales-christmas-ornaments-gifs-1

Bueno… llegó otra Navidad, se fue la anterior y pronto vendrá la próxima, y esta a su vez se convertirá en la que se fue … la Navidad es así.

Experimentarás cierto nivel de presión y hasta ansiedad, será por las compras, la cena de la “Noche Buena”, los regalos de última hora, la vestimenta de la noche, el tumulto del Centro Comercial y la calle… la Navidad es así.

Y por supuesto, vendrán las preguntas, los reclamos, las opiniones que siempre llegan… “¿Por qué lo celebran?” … “¿Tienen idea de lo que están haciendo?” … “¿En realidad nació en esta fecha?” … “¿De verdad nació?”… “¿Saben el origen de esta fiesta?” … vendrán las preguntas, opiniones y reclamos… me alegra que vengan, porque si alguien busca esas respuestas con humildad y sinceridad encontrará el camino al pesebre como aquellos pastores lo hallaron guiados por los ángeles y la estrella que guio a los sabios del Oriente… la Navidad es así.

Súmale luces, villancicos, colores, aromas, cierto aire de buena actitud en algunos compañeros y el  jefe. Agrega calles resplandecientes y brillantes, un reno de nariz peculiar, un personaje en el anuncio de la esquina regordete y su característica ropa rojo, blanco y negro, barba larga y blanca, es todo un personaje, todos saben que está lejos de ser real, pero él sigue vigente y sobreviviente… copos de nieve, trineos, cascabeles, programación especial en la televisión… la Navidad es así.

Con todo eso, déjame escribir 3 cosas acerca de la navidad:

  1. Cristo es la Navidad. Claro y directo, ni por un segundo te dejes llevar por el ruido, los regalos y Papa Noel, no te confundas con el reno y la nieve, la Navidad es Cristo. Se trata del primer episodio de la gran obra hasta llegar al último que presenta una tumba vacía, todo es acerca de Él. Honestamente no consideres la Navidad si la historia de la noche de Belén no reina en tu mente y corazón, la Navidad no lo sería sin Cristo.
  1. Las complicaciones tienen propósito y solución. ¿Te imaginas aquella noche? José corriendo de puerta en puerta buscando un cuarto, posadas abarrotadas, una mujer sudorosa gimiendo por sus dolores de parto que cada minuto se van poniendo peor, sentada y encorvada en un incómodo asno… era toda una complicación, y todavía lo es. ¿No nos gustan las complicaciones verdad?… las hay de todas las formas y sabores, no respetan época, edad, género o condición… allí están o estarán, allí han estado. Pero no pierdas de vista que de aquella complicación en Belén surgió la esperanza, brilló la luz, en verdad todas las cosas nos ayudan a bien.
  1. La época pasará, la esperanza queda. Todo pasará una vez más, el ruido, el tráfico, las luces, los colores, los programas…“Noche de paz… noche de amor” … tú me entiendes, todo pasará, así ha sido cada año desde tu infancia ¿no?, y el próximo será igual, pero si abrazaste la Gracia que nos recuerda la Navidad, la esperanza, la victoria y la paz reinará en tu corazón para siempre, no por una noche, no por una temporada, te guiará por toda una vida y la eternidad.

Otra Navidad viene y se va, la Navidad es así, pero las promesas del niño en el pesebre permanecen. No te pierdas su próxima visita, no será como la primera, la próxima será contundente y poderosa, no pierdas la fe. Una vida de esperanza queda cuando te das cuenta que Dios es por nosotros, está cerca de nosotros, pelea a favor de nosotros y sobretodo … Emanuel… Dios con nosotros … Así es la Navidad… Hoy como nunca necesitamos entender este mensaje.

Ya me sané. Carlos Navas.

sanofelizIsaías 53:4-5.  

Ciertamente él cargó con nuestras enfermedades y soportó nuestros dolores, pero nosotros lo consideramos herido, golpeado por Dios, y humillado.  Él fue traspasado por nuestras rebeliones, y molido por nuestras iniquidades; sobre él recayó el castigo, precio de nuestra paz , y gracias a sus heridas FUIMOS SANADOS 

La sanidad de las enfermedades ya se nos entregó, está hecho, está en el pasado: “FUIMOS SANADOS”, no está en el  futuro, Jesús ya “cargó nuestras enfermedades,  ahora solo reclamamos la sanidad que ya fue obtenida.

En la cruz Jesús nos libró de la muerte eterna y la condenación, nos redimió al ser herido por nuestras rebeliones e iniquidades, y CUANDO LO RECIBIMOS COMO SEÑOR Y SALVADOR SABEMOS POR LA FE QUE YA SOMOS SALVOS, Y COMENZAMOS A VIVIR CON LA PLENA CONVICCIÓN de que estamos libres del infierno, de la culpa, del pecado, de la condenación, ni siquiera lo dudamos, comenzamos una nueva vida llena de cambios impresionantes, porque con un pequeño acto de arrepentimiento hecho con una fe simple sabemos que todo ha cambiado… sin truenos, ni relámpagos, ni luces de colores, ni voces extrañas, simplemente sabemos que algo pasó y comenzamos a ver y vivir esos cambios.

Pero también nos SANÓ, no solo nos limpió de los pecados, no solo nos SALVÓ, en la cruz también nos SANÓ, por lo tanto, no vivamos solo con una parte de la victoria, no  vivamos solo con la convicción de la salvación, sino también con  LA CONVICCIÓN DE LA SANIDAD... sin truenos , ni relámpagos, ni caídas, ni temblores, ni voces… “Ciertamente él cargó con nuestras enfermedades y soportó nuestros dolores y gracias a sus heridas FUIMOS SANADOS“… YA FUIMOS SANADOS!!!! también hay que caminar en esa convicción.

 Por la FE: “Acepto la verdad que soy salvo, así como la verdad de que he sido SANADO por la Gracia y FE en Jesucristo, tomo mi sanidad que YA ME FUE OTORGADA” 

No eres la última Coca Cola en el desierto. Carlos Navas.

 

 

¿Conoces a alguien que tiene esa peculiaridad de que le sale algo bien y luego se cree la última Coca cola en el desierto?… Yo sí…  wow!!!… Solo es cuestión de que algo le sale bien o lo hace bien y a partir de ese momento se eleva y comienza a comportarse con la actitud de “todo lo hago bien, soy lo mejor del mundo”… “¿necesitan ayuda? …Pues aquí estoy”,  “ehhh… ¿P11229639.5481188410414or qué no lo hacen?… Vamos no sean cobardes aprendan”… Bueno tú sabes esa actitud de todo lo se, todo lo puedo, vean como lo hago,  acompañado de arrogancia, soberbia, orgullo, prepotencia y cosas así. Mira no necesariamente sean personas malas (algunos si), pero allí están, difícil soportarlos, realmente me cae muy mal eso.

La Biblia nos cuenta la historia de un rey que tenía esa molesta actitud, se llamaba Amasías, rey de Judá. Las cosas le salieron bastante bien en algunas batallas venciendo a los Edomitas, y luego desafió al rey Joás de Israel, y este le contestó:

“…has derrotado a los edomitas, y el éxito se te ha subido a la cabeza…” 2 Reyes 14:10 – NVI

Amasías insistió en su desafío, Joás aceptó ir a la batalla, ¿Cuál fue el resultado?… le dieron una paliza al ejército de Amasías y a él lo capturaron. Derribaron una porción de la muralla de Jerusalén (propiedad de Amasías) y se apoderaron de una parte de los tesoros del templo, finalmente tomaron rehenes y Joás tuvo una gran victoria, mientras Amasías fue humillado.

Bueno no creo que haya mucho que agregar a esta historia. La lección es simple “no te creas la última Coca Cola en el desierto” (por cierto no creo que Coca Cola me de algo por toda esta promoción). Se humilde, reconoce tus limitaciones, se maduro con tus fortalezas, sabio, sensato, no te metas en problemas por gusto, y sobretodo reconoce que si algo has logrado ha sido por la misericordia de Dios en tu vida.

Cada nuevo desafío en nuestra vida debemos enfrentarlo con madurez, humildad y sensatez, y SIEMPRE confiando en Dios quien nos da la gracia para vencer.

Le tenía miedo a las culebras. Carlos Navas.

miedo 25

Vive SIN TEMOR

Terminó nuestra reunión en Juventud Sion y un joven de unos 17 años se me acercó para hacerme una pregunta: – ¿Qué hago para no tener miedo?” –  WOWWWWW Qué pregunta… lo que hice fue contarle esta historia: Estábamos en las calles de una ciudad muy popular de los Estados Unidos, un hombre tenía una enorme pitón albina en su cuello, su negocio era cobrar por tomarte una foto con su extravagante mascota. Ehhh … ¿No sabes que es una pitón albina? Se trata de una culebra gigante, metete a Google y las conocerás. En fin, yo les tenía pavor a las culebras, no las podía ver ni siquiera en fotografía o la televisión, y peor en vivo. No creas que era algo simple, era un pavor aterrorizante a las culebras. Pero esa noche el asunto era más complicado, mi esposa estaba conmigo y  me dijo: – “Creo que puedes tocar esa culebra, estoy segura que te atreves a hacerlo”- …. QUEEEEE!!!!!… ¿es en serio?…  tengo frente a mi a uno de los peores alteradores de mis nervios y mi esposa me dice: “… creo que si te atreves hacerlo”… no tienes idea de todo lo que pasó por mi mente en los siguientes 15 segundos, estaba dispuesto a llevarla de “shopping” donde fuera con presupuesto libre antes de estar cerca de aquel animal. Finalmente me sentí obligado a decir que “Siii”… nos acercamos, pregunté si podía tocar a aquel monumento al terror, y este individuo con sonrisa perversa contestó: “Siiiii”. Acerqué mi mano lentamente, muy lentamente, el animal se movió y yo salté 3 metros atrás. Me acerqué más, mis manos sudaban y cierto temblor era evidente, la sonrisa maquiavélica del dueño de la pitón la sentía en el alma…. Acerqué la mano…. más…. más …. más…. y ….. y….. y…. Siiiiii… la toqué, comencé a deslizar mi mano por aquella piel fría y húmeda… uuushhh…. Se movía lento y terrorífico, pero yo seguía deslizando mi mano y la historia termina aquí. Sabes algo, desde ese día el terror a las culebras desapareció, no digo que tengo una culebra de mascota, pero todo aquel pavor se disipó y ahora al menos ya puedo verlas, aquí está la lección que quería compartir con aquel chico: “Los valientes no nacen, se hacen enfrentando sus temores”.

¿Tienes miedo? Es normal y de alguna manera necesario, pero nunca dejes que el miedo esclavice tu vida y te paralice. Podrías dejar de disfrutar muchas satisfacciones y alegrías porque estas atado al miedo. Habla, escribe, manda ese correo, emprende, hazlo, debes atreverte a hacerlo. El diccionario dice que el temor es una sensación de desconfianza, y eso suena a “anti- fe”, desconfianza es opuesto a confianza… es decir: FE. No dejes que el temor domine tu vida, tu misión es tan valiosa que no puedes dejar que el temor la eche a perder. Eso le dijo Dios a Josué: “…. No tengas miedo….” Jos. 1:9. La  misión de Josué era muy importante y el miedo no podía estropearla. Vive sin límites, VIVE SIN TEMOR.

 

“Cuando siento miedo, pongo en ti mi confianza” Sal. 56:3 NVI.

El antídoto para el temor es la FE en Dios.