La lista de los 7 que nunca debes hacer.

 La lista de los 7 que nunca debes hacer.

Los 7 que nunca debes hacer.

Dios es misericordioso y amoroso, pero sin duda es recto y santo en sus caminos. Él reprende y desaprueba las conductas tóxicas, los pensamientos malvados y las acciones encaminadas a cometer el mal, sobre todo cuando están enfocadas en dañar a otros.

Proverbios nos muestra una lista de 7 cosas en las que tu nunca deberías involucrarte, nunca deberías participar, nunca deberías promover y que siempre deberías luchar contra ellas, ¿por qué?, porque Dios las aborrece.

El texto en Proverbios 6.14-15 dice:

“14. El malvado trama el mal en su mente, y siempre anda provocando disensiones.

  1. Por eso le sobrevendrá la ruina; ¡de repente será destruido, y no podrá evitarlo!

Hay personas que generan y diseminan conflictos, disensiones, pleitos y odio. Hay mentes “malvadas” que traman el mal, lo planifican, lo orquestan, calculadores de obras malas. Tales corazones y mentes tienen un destino: “le sobrevendrá la ruina”, repentinamente y sin evitarlo. Lo inesperado puede suceder, porque el mal es intervenido por Dios. Aquellos que maquinan maldad, y los que calculan maldad contra ti, llevan las de perder.

Posterior al veredicto, y sin más, se viene una lista de cosas que el Señor aborrece y detesta. El detalle y perfil de los acreedores de la sentencia mostrada. Revisa esta “checklist” (Proverbiso 6.16-19):

  1. “Hay seis cosas que el Señor aborrece, y siete que le son detestables:
  2. los ojos que se enaltecen, la lengua que miente, las manos que derraman sangre inocente,
  3. el corazón que hace planes perversos, los pies que corren a hacer lo malo,
  4. el falso testigo que esparce mentiras, y el que siembra discordia entre hermanos”.

Recapitulemos las 7 cosas de las que tu nunca debes participar:

  1. Los ojos que se enaltecen.
  2. La lengua que miente.
  3. Las manos que derraman sangre inocente.
  4. El corazón que hace planes perversos.
  5. Los pies que corren a hacer lo malo.
  6. El falso testigo que esparce mentiras.
  7. El que siembra discordia entre hermanos.

Dios detesta y aborrece estas cosas, no las practiques ni participes con los que las practican, porque la ruina repentina está garantizada, el Señor detiene y juzga la maldad.

Carlos Navas - Movimiento AVIVADORES

Añadir comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *