13. Multiplicación


Ante la incertidumbre por la cuarentena no teníamos una idea clara que significaría ese tiempo sin salir de casa. ¿Sería mandatorio?… ¿sería por horarios específicos?… ¿Sería indefinido?… en fin, teníamos más preguntas que respuestas. En todo caso, en los posible, lo apropiado era almacenar provisiones para un período de tiempo prolongado. Así que fui al supermercado, pero mi sorpresa fue que varios productos estaban agotados, entre ellos el tan codiciado alcohol gel… no había. La gente corría compitiendo por alcanzar el último frasco, obtenerlo era su trofeo.

La provisión sigue siendo parte de los retos. Lo que compraste hace un semana, pues, lo compraste hace un semana, ya está por terminarse, y nos preguntamos, ¿habrá para los siguientes días?… la provisión es una de las partes más desafiantes en este proceso sin precedente.

Déjame decirte que para Jesucristo eso no es un problema. El fue capaz de alimentar a 5mil personas tan solo con dos peces y 5 panes. Escasez es una condición con la que Él sabe lidiar. Ante esa necesidad de provisiones, acércate al que hace milagros de multiplicación. 

“Jesús tomó los cinco panes y los dos pescados, miró hacia el cielo y los bendijo. Luego, a medida que partía los panes en trozos, se los daba a sus discípulos para que los distribuyeran entre la gente. También dividió los pescados para que cada persona tuviera su porción”.

Marcos 6.41 – Nueva Traducción Viviente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s