Firmes entre las penumbras

El profeta Elías marcó la historia bíblica rescatando a la nación del caos por la sequía, de la corrupción del rey Acab y su esposa Jezabel que hundían a Israel en idolatría y perversión, lo más importante, a través de un baño de fuego en el que los israelitas se alinearon con la convicción más importante de su vida: Jehová es el Dios verdadero. Pero la vida de Elías estaba lejos de ser perfecta y libre de complicaciones, de hecho las complicaciones a penas estaban por comenzar, después del gran capítulo 18 del primer libro Reyes, se nos viene una desafiante capítulo 19 que empieza con una amenaza:

“Acab dio a Jezabel la nueva de todo lo que Elías había hecho, y de cómo había matado a espada a todos los profetas.

Entonces envió Jezabel a Elías un mensajero, diciendo: Así me hagan los dioses, y aun me añadan, si mañana a estas horas yo no he puesto tu persona como la de uno de ellos”. 1º. Reyes 19.1-2

Jezabel amenazó a Elías de muerte, y el profeta del fuego se descompensó al punto de desear la muerte de la que estaba huyendo. Un cuadro oscuro se pintó para Elías, una senda tapizada de penumbra era la pista por la que debía recorrer el resto de su ruta.  Pero debes saber que Jezabel no podía matar a Elías, es más, quiero preguntarte algo, ¿de qué murió Elías?… piensa… ¿lo tienes?… exacto, Elías no murió, fue arrebatado por un carro de fuego (2º. Reyes 2.11). Elías estaba angustiado, huyendo deprimido por algo que nunca iba a suceder. Jezabel no podía matar a Elías, pero lo que si pudo hacer fue perturbarlo y hacerle pasar un momento horrible de angustia, tristeza y falta de propósito. 

La reacción de Jezabel alteró a Elías y por un momento estropeó el plan. El punto es este, debes permanecer firme, caminando, marchando en el plan de Dios aunque te rodeen las penumbras del enemigo y las circunstancias.

Satanás viene a robar, matar y destruir. El enemigo en los puntos bajos de la vida del ser humano drena, devora, destruye, sorbe la vida del hombre. Dios en los momentos de caída imparte vida para sacar de nosotros grandes frutos de fe que glorifiquen su nombre, que extienda su Reino y sobretodo que nos lleven a una vida plena justo donde Él quiere tenernos.

No temas a Jezabel ni a sus reacciones, aunque las penumbras te rodeen no te detengas porque vas a llegar al final del camino con el amor de Dios, Él sabrá guiarnos, el “Sistema Jezabel” quedará aplastado una vez más. Elías triunfó con descanso, alimento de Dios, provisión sobrenatural, una prueba contundente de la Presencia del Señor en el silbo apacible y con fe en el plan.

Sigue firme marchando, pasarás la penumbras pero llegarás a la meta.

Pastor Carlos Navas

Carlos Navas - Movimiento AVIVADORES

2 Comments

  • Gracias por esa palabra muy edificante para nuestra vida, ya que muchas veces andamos huyendo de tantas jezabel que se nos olvida que nuestro Dios es El poderoso de Israel que nos mantiene en sus manos . No moriremos si no que viviremos y contaremos las obras de JEHOVÁ.
    Gracias por esta palabra Pastor Carlos .

  • Amen

Añadir comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *