La Supremacía de Dios.

El mundo está lleno de malas noticias y calamidades, los noticieros también, las malas noticias venden así que puedes estar seguro que los medios estarán llenos de malas noticias. También nuestra vida está rodeada de malas noticias, calamidades, frustraciones, planes que no salieron según lo esperado, diagnóstico difícil de enfrentar, mortecina economía, callejones sin salidas, nubarrones sobre la familia, en fin, hablamos de las condiciones dantescas, de la amplia gama de enemigos y desafíos, de la multiforme presentación de adversidades nuestras o ajenas, particulares o de otros, familiares o de nación, pero que de una u otra manera están allí, gota a gota o súbitamente hacen subir la marea y con el agua hasta el cuello el temor nos inunda. Aquella sensación de aplastamiento que en sofocante condición te hace sentir y mirar como un ratón entre leones.

¿Conoce la palabra “Supremacía”?…  a la velocidad que se escriben esas 10 letras en el buscador obtenemos su significado: “Superioridad absoluta o grado más alto en una jerarquía o clasificación”, (Gracias Google). Entre sus sinónimos se encuentra dominio, superioridad, preeminencia y otros. Toma esa palabra, fíltrala a través de tu fe, busca no menos de 5 cualidades, atributos o características de Dios y determina qué significan esas cualidades para ti en la vida práctica, y sobretodo, trae a Dios al frente en tu batalla con la convicción de que Él es el más grande, que nadie ni nada es más grande que Dios, que la supremacía la tiene Cristo, que solo Él es Omnipotente, Justo, Sanador, Proveedor, Salvador, Amor, Padre, Misericordioso, Infinito, Omnipresente, Grande, Guerrero, el buen Pastor y muuuuchooo más. Dios es más grande que todos nuestros gigantes unidos, no pierdas el enfoque, no olvides su grandeza, no levantes ni exaltes al gigante, no eres un ratón abandonado entre una colonia de gatos salvajes, eres una mujer, una dama, un hombre, un caballero lavados con la Sangre de Cristo, el Rey de Reyes y Señor de Señores, estás del lado correcto, eres un seguidor, servidor, adorador del más grande, del fuerte de la historia, su nombre es Jehová, el Supremo.

Revisa los siguientes versículos y contesta el test:

  • ¿Cuál es la posición de Dios?
  • ¿Cuál es tu posición?
  • ¿Cuál es la posición de tus enemigos y adversidades?

“18. Pido también que les sean iluminados los ojos del corazón para que sepan a qué esperanza él los ha llamado, cuál es la riqueza de su gloriosa herencia entre los santos,

19. y cuán incomparable es la grandeza de su poder a favor de los que creemos. Ese poder es la fuerza grandiosa y eficaz

20. que Dios ejerció en Cristo cuando lo resucitó de entre los muertos y lo sentó a su derecha en las regiones celestiales,

21. muy por encima de todo gobierno y autoridad, poder y dominio, y de cualquier otro nombre que se invoque, no sólo en este mundo sino también en el venidero.

22. Dios sometió todas las cosas al dominio de Cristo, y lo dio como cabeza de todo a la iglesia.

23. Ésta, que es su cuerpo, es la plenitud de aquel que lo llena todo por completo”.

Efesios 1.18-23.

Recuerde quién es Él, quién eres tú y quiénes son tus enemigos, resuelva la ecuación y alégrese porque la Supremacía la tiene Cristo y usted está de su lado.

Carlos Navas - Movimiento AVIVADORES

Añadir comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *