37. Dame una mano.

two person's arms

TE CUENTO UNA  HISTORIA. El ilustre Miguel de Cervantes Saavedra tomó su pluma y estampó en el papel las siguientes palabras: “Debes saber, Sancho, que no es un hombre más que otro, si no hace más por otro”. Así se lee en la charla del Quijote con su amigo Sancho Panza en el imperecedero clásico de la literatura conocido como el Quijote. Qué grandiosidad hay en Dar, servir, entregar  y compartir, en todo tiempo, y en medio de la crisis es un inigualable bálsamo sanador.

Crisis, las hay de todo tipo: familiares, económicas, espirituales, salud. Las hay ahora y en realidad las ha habido siempre, por lo tanto, las volveremos a encontrar. La línea se altera, el curso se interrumpe, algo se quiebra, se rompe la armonía, se pierde el orden y el rumbo, así son las crisis. Nos hacen temblar, nos tratan de destruir, son letales, téngalo en mente, buscarán aniquilar algo proporcionalmente importante y valioso.

Hay un millón de formas de soportarlas, cientos de estrategias, decenas de ideas, pero sin duda en las crisis una herramienta es la unidad. Toma nota, una manera básica de sortear la crisis es juntos y solidarios. Ahora practica la grandeza de la que habló el Quijote de la Mancha,  comparte, piensa en alguien más, agrega otra libra a la cesta de las compras y compártela. Una porción extra de pan, a puesto a que encontrarás alguien que lo necesite, ¿Y si sumas una fruta? piensa en alguien, siempre algo extra es una gran ayuda. Hagamos correr la cultura del compartir y a todos nos llegará. Seguro todos tenemos algo para dar, y al final, entre todos salimos bien.  Comparte conversaciones y palabras, regala un “te amo”, durante la crisis todos necesitamos algo bueno que oír. Comparte consejos, comparte oraciones, comparte estrategias, comparte sabiduría, compartir, compartir, compartir, entre todos saldremos bien de la crisis.

Lo que debemos aborrecer es la indiferencia, la insensibilidad, el egoísmo, recuerda que el mundo da vueltas y nosotros con él, en la crisis es mejor estar cerca, nunca se sabe a quién le tocará el siguiente tropiezo.

Considera estos Tres puntos.

  1. Se sensible. Aborrezca la indiferencia.
  2. Agrega. Ponga un poquito más para dar.
  3. Comparte. Todos tenemos algo para dar.

Hechos 4.32 dice: “…Nadie consideraba suya ninguna de sus posesiones,  sino que las compartían”

RECUERDA ESTE PRINCIPIO: “En tiempos de crisis juntos salimos adelante”.

Contáctanos: info@avivadoresenlinea.com

Carlos Navas - Movimiento AVIVADORES

Añadir comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *