La MISIÓN es PODEROSA. Carlos Navas.

Te presento a Milada Horakova… Abogada checoslovaca totalmente involucrada en la política de su país; firme, intensa y decidida. Murió en la horca el 27 de junio de 1950, tenía 48 años. Fue víctima de los procesos políticos de los años 50 en Checoslovaquia. La firmeza con que luchó por sus ideales la convirtió en el símbolo de la resistencia contra el régimen comunista ruso, solo una mujer fue ejecutada en los procesos de los 50, se llamaba Milada Horakova. Quedé paralizado por 30 minutos al conocer su historia. Fue torturada, humillada, despojada, la separaron de su hija y esposo, no hubo explicaciones ni procedimientos. La abandonaron y traicionaron, pero nunca retrocedió, sus ideales no eran negociables. Tuvieron que engañarla para hacerle caer… y murió…

¿Cómo lo hacen?… es el PODER DE LA MISIÓN. Nada tan intenso y sólido como una MISIÓN… respiras por ella, te conviertes en ella. Para que la MISIÓN sea grande, deberá ser más grande que tú. Si lo es, te haces a un lado para darle todo el espacio, cederás a la comodidad, encontrarás el recurso. El dolor y el precio nunca será demasiado, no habrá distractor. Es la MISIÓN, y si es más grande que tú, lo darás todo, absolutamente todo, es el poder de la MISIÓN. Provee razones para seguir y defender. A pesar de la dificultad y la prueba encontrarás la manera de continuar, doblegarás tu orgullo, harás ajustes, estarás dispuesto a cambiar, es el poder de la MISIÓN, cuando tienes una, vives y mueres por ella, sigues adelante porque es todo para lo que existes.

Aquella noche, después de conocer la historia de Horakova, apagué las luces, puse mi cabeza en la almohada y por mucho tiempo levanté una oración: “DAME UNA MISIÓN” silencio… – “DAME UNA MISIÓN” por cierto, ¿y tú sabes cuál es tu MISIÓN?… debe ser más grande que tú o te echarás para atrás, si no te desafía harás arreglos rápido -“DAME UNA MISIÓN”algo para vivir y morir, UN propósito… EL PROPÓSITO… será el dueño del día y de tu noche, de tu vida, sueños, talentos, fuerza, tiempo, dinero, es lo que te hace respirar…

Le dije: -“DAME UNA MISIÓN”- respuesta: “Te la di hace 18 años: AVIVAMIENTO”– respondí: “… no nos hemos desviado… seguiremos hasta el final”.

«Ciertamente David, después de servir a su propia generación conforme al propósito de Dios, murió…” Hech. 13.36.

Carlos Navas - Movimiento AVIVADORES

4 Comments

  • Excelente reflexión, no estoy tan perdido voy hacia adelante de mi mision, no he parado desde que la descubrí
    Pr. Francisco Sanchez

  • Me impactó esta reflexión lo poderosa q es una “Misión”
    En mi parecer la misión viene de nuestro propósito. Y si nuestro propósito está bajo la mano de Dios es mejor.
    Nuestro propósito sabemos q es el plan de Dios en nuestra vida. Y el plan de Dios para sus hijos es bueno agradable y perfecto.
    Cada misión es importante. Nuestra misión puede abrir paso a otras misiones, y/o respaldar a otra misión o en unidad con otras misiones q Aran una sola al final. Para Cristo cada misión es importante. Y nosotros debemos cumplir la nuestra.

  • Gracias pastor Carlos
    Siempre desafiándome, saludos desde Pereira, Colombia

  • Para mi el morir en Cristo, a mi “yo”, es hacer su voluntad,ESO ES VIVIR. “El que hace la voluntad del Padre permanece para siempre”. La Carrera no termina cuando uno quiere, termina cuando Dios nos llama a su presencia.(a Elías le dijo el Señor: descansa y come porque largo camino te resta; el alimento espiritual – el maná, la palabra de DIos aderezada con fe, oración, adoración, vigilias personales, y la armadura completa, es lo que renueva nuestras fuerzas) “Lo que el espíritu diga, eso se hará; porque en ti y en mi manda Jehová.” “He aprendido a contentarme cualquiera que sea mi situación, se vivir en abundancia o escaces…” “Señor, tú sustentas mi suerte y es grande la heredad que me ha tocado” Considero que la MISIÓN de Dios para mi, ha sido y es SER UN PESCADOR de hombres para CRISTO, UN SEMBRADOR de la semilla del EVANGELIO, aunque muchos se burlen o no crean que su presencia es real, porque el evangelio no es comida o bebida, o palabras o religión; sino PODER DE DIOS PARA TRANSFORMAR VIDAS. APOYÉMONOS EN SU SANTO ESPÍRITU PARA DESCANSAR EN SU PRESENCIA, EN SU BRAZO FUERTE Y SER INSPIRADOS, USADOS, TOCADOS, RENOVADOS, FORTALECIDOS, por él para BRILLAR, Shalom. Baru Hashem Adonai Eloheinu. Hno. Carlos Javier Tenorio.

Añadir comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *