Debemos tener la llama. Evan Roberts.

"Deja que el fuego arda..."

Esta es una porción de una carta escrita por Evan Roberts, el  joven catalizador del avivamiento en Gales. Realmente, el citó un antiguo poema, enviando un mensaje a las iglesias de su época, el propósito y mensaje aún tiene vigencia.

“Mientras el fuego de Dios caiga, mientras la voz de Dios llame, hermanos, busquemos la llama.

Mientras la antorcha de Dios arda, consumiendo los débiles intentos humanos, cristianos, busquemos la llama.

Mientras el Espíritu de Dios convenza, reemplazando a los métodos humanos, siendo Él mismo la llama, mientras el poder venza endurecidos corazones, trae el tuyo, ríndete a Él, para tener la llama.

Porque el mundo por fin despierta, y bajo su hechizo brota como viva llama. Y nuestro glorioso Señor busca corazones humanos, para levantar a los que duermen, encendidos con celestial llama. Si por completo te rindes y trabajas por Cristo, recuerda, debes tener la llama. Por los que están heridos y mueren, por los que yacen en tinieblas, debes tener la llama.

Por amor de Cristo en Gloria, por la continuación de la historia, debemos tener la llama. Oh, alma mía, para refinarte, para que brilles más clara y fulgurante, no pierdas la llama. Confiando en el Santo Espíritu, confiando, sin tratar de seguir tu propio camino, tendrás la llama. Hermanos, dejemos de soñar, y mientras la marea de Dios fluye, tendremos la llama”.

Carlos Navas - Movimiento AVIVADORES

5 Comments

  • Hermosa enseñanza Carlos. Dios te Bendiga

  • Pastor, en ciertas ocasiones siento que mi llama arde intensamente, pero luego baja y hasta dejo de sentirla. ¿Que cosas puedo hacer para mantener mi llama constante?

    • Debes saber que el fuego siempre tiende a apagarse. Cuando DIos encendió el feugo del tabernáculo de Moisés, era labor del sacerdote mantenerlo encendido. Es nuestra obligación mantenerlo encendido. Cómo lo hacemos? algunas ideas:
      – tu vida devocional.
      – Leer buenos Libros.
      – BUena música cristiana.
      – Congregarte.
      – Compartir con gente que haga arder t corazón.
      – LA Palabra.
      – alejarte del pecado.
      – Pedir perdon rapidamente cuando has fallado.

      Mantenr el fuego encendido es una labor, una lucha, pero es el Espíritu SAnto quien logrará esa obra, nosotros solo favorecemos el ambiente para que esto suceda. úscalo y espera que Él haga la obra.

  • increhibles palabra d un hombre d Dios q avivan mi corazon

  • Gracias por esa palabra que nos motiva a seguir adelante marcando la diferencia, actuando como Dios quiere, no como nosotros queremos. Bendiciones.

Añadir comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *