Dale tu mejor respuesta.

Cuando Dios te habla es porque espera de ti la mejor respuesta

Una dulce tentación

Si Dios te ha dado victoria sobre tus enemigos, no te acerques a ellos o caerás en su trampa.