Dale tu mejor respuesta.

“ ‘Toma un rollo y escribe en él todas las palabras que… te he dicho acerca de Israel, de Judá y de las otras naciones.

Cuando los de Judá se enteren de todas las calamidades que pienso enviar contra ellos, tal vez abandonen su mal camino y pueda yo perdonarles su iniquidad y su pecado.’ … ve a la casa del Señor…  y lee en voz alta ante el pueblo de Jerusalén las palabras del Señor…

¡A lo mejor su oración llega a la presencia del Señor y cada uno se convierte de su mal camino’…” – Jermías 36.2-6.

Juicio inminente, calamidad en el horizonte. Sin embargo, aún quedaba un movimiento, un intento final, todavía estaban a tiempo de rescatar la situación. Era el trato de Dios con Judá, el Señor enviaría un último mensaje esperando de ellos la mejor respuesta y cambiar el rumbo de las cosas. Dios te habla con la esperanza que le des tu mejor respuesta.

Excepcional misericordia. El juicio se venía encima, era el fruto de la perversión del pueblo, le dieron la espalda al Dios que los cuidó, amó, sanó, proveyó y mil cosas más. Le dieron la espalda y había consecuencias por eso. Se venía un tiempo doloroso, pero Dios no lo haría sin tender su mano de misericordia e intentarlo de nuevo. ¿Puedes verlo?… Dios busca abrazar a su pueblo, no destruirlo, extiende su brazo justo antes de aplicar el juicio, porque su voluntad es tenernos cerca. Él extenderá su misericordia con la esperanza que le des tu mejor respuesta.

Expectativa de arrepentimiento. Dios esperaba la mejor respuesta de Judá. Quizá se arrepientan, se conviertan, oren, si lo hacían Dios los perdonaría, cambiaría la ruta, los abrazaría, tendríamos un final feliz. Las decisiones estaban en las manos del pueblo, no de Dios. Su decisión acarrearía consecuencias, tus decisiones también, tu vida será el resultado de tus decisiones, está en tus manos. Dios estaba dispuesto y aún lo está, las respuestas está en nuestras manos.

Tu mejor respuesta. Dios te habla con la esperanza que tomes buenas decisiones y seguir adelante con Dios de tu lado. ¿Te ha hablado Dios?… ¿Cómo lo hizo?… ¿Qué medio usó?… ¿la Biblia, una predicación, un libro, las circunstancias, la oración?… sea como sea, debes saber que Él te envió ese mensaje con la expectativa de que tomes tu mejor decisión, que hagas cambios, que sigas por la ruta correcta y seguir en el plan de Dios.

Carlos Navas - Movimiento AVIVADORES

1 Comment

  • No me queda ninguna duda de que Dios es tan real, cuando permitimos que El tome el dominio y gobierno de nosotros, hay respuestas a nuestras oraciones, podemos sentir su paz en medio de la tempestad!
    Dios es capaz de hablarnos de muchas formas, a través de su palabra, por una alabanza, por un mensaje que alguien nos mande, por una predica, definitivamente, El tiene muchas formas de comunicarse con cada uno de sus hijos, vivir un día a la vez de su mano, es vivir en fe, con la convicción que El nunca nos soltara!

Añadir comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *