14. Él responde.

La necesidad trae desesperación, Dios tiene la respuesta.