14. Él responde.

Se abrió la puerta, la frágil estabilidad se rompió y la gente salió por miles para abarrotar las calles rompiendo cualquier cantidad de protocolos establecidos por la cuarentena. Los rostros reflejaban necesidad, temor, hambre y frustración. La necesidad te impulsa a correr, a buscar, a solucionar. La desesperación te lleva actuar sin pensar y a veces sin respetar las reglas. En ocasiones contienes esa necesidad entre 4 paredes, pero cuando explota… explotas. La necesidad es apremiante y abundante, escasea la provisión y abunda la necesidad, cuando eso pasa, emerge la desesperación y todo el mundo se pone a correr, casi sin ruta ni sentido, correr agobiados y desesperados. 

Jesús dijo en Mateo 11.28: “Vengan a mí todos uds. que están cansados y agobiados, y yo les daré descanso”. 

Un día me pregunté: “¿Habrá alguien sobre esta tierra que pueda decir eso y cumplirlo?”… lo dudo… así que le creí. He tenido muchos momentos desafiantes, dolorosos y tristes, y Él nunca me ha abandonado, Dios responde.

¿Puedes oírlo?… te está llamando… ¿le responderás?… Él tiene la paz que estás buscando 

Carlos Navas - Movimiento AVIVADORES

2 Comments

  • Amén pastor, estuve con los síntomas del virus y tenía mucho miedo,pero me aferraba a mi Señor y sus promesas. cuido a mi mamá de 88 años y me sentía impotente para seguir cuidandola, pero cuando más abatida me sentí y estaba en oración llorando aterrada,me llamó por teléfono el pastor de la iglesia en donde me congrego José Viera y al decirle como me sentía, con mucho miedo,enferma, impotente, él me recordó las bendiciones de ser hijos de Dios y que la confianza en la Roca en que estamos parados es lo que nos sostiene,me fue dando calma, oramos y deposite mi confianza en Dios, tomé un té de limones con aspirina en el nombre de Jesús, dormí de 7 pm a 8am, cuando desperté ya no tenía nada de síntomas, como si nunca los hubiera tenido.Esa llamada fue la respuesta a mi oración desesperada, A ÉL SEA LA GLORIA, LA HONRA Y LA EXALTACIÓN.
    Recordé sus prédicas pastor, Dios es bueno, él responde oraciones y cambia el rumbo de las cosas.
    Que Dios siga bendiciendo su vida y a través suyo nos siga dando fortalezas en tiempos de aflicción.

Añadir comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *