25. De Dios proviene la VIDA.

Una vida plena está sustentada plenamente por Dios.