Se necesitan “camilleros”.

Cargan a los necesitados
Cargan a los necesitados

Los observé en un partido de futbol, eran dos, hicieron un esfuerzo y luego para arriba, la dificultad era obvia y era incómodo, pero indispensable.

Hablo de un jugador de futbol que sacaron del campo en “camilla”, pero esta, “la camilla”, solo es el medio, un instrumento, en realidad una camilla sin “camilleros” no sirve de nada. No hay manera fácil de cargar a alguien, los “camilleros” son personas que necesitan fortaleza para soportar el peso de otra persona y auxiliarla en momentos de dificultad. “Camilleros”, son aquellos que levantan a los necesitados para cargarlos y llevarlos al lugar en donde hay soluciones.

Necesitamos “camilleros” en la iglesia, gente que se incomoda por otros, se fortalecen y corren al campo de juego cuando miran a un herido, necesitado, debilitado, lesionado por los adversarios o las adversidades. Aquellos que llevan a los heridos hacia Jesús, al lugar donde serán atendidos, los cargan para presentárselos al Maestro.

Estos «camilleros» los llamo intercesores. Levantan a alguien y lo presentan delante de Dios, cargan las necesidades de otros, se esfuerzan por ellos. Tus padres necesitan que los cargues, tus compañeros, un amigo, una amiga, el borracho de la esquina y hasta el delincuente que aparece en las noticias del medio día y te repugna tanto…. Él también necesita alguien que lo cargue. En realidad tenemos naciones enteras heridas y debilitadas, esperando que alguien esté dispuesta a cargarla.

“Camilleros”, los vemos salir y correr en el
campo, suponemos que deben estar allí… una lesión… corren y entran…. cargan y salen tan rápido como pueden para buscar el auxilio. Nadie los conoce, es probable que conozcas al goleador del equipo, al director técnico, al portero estelar, al “10” de tu equipo favorito. Es probable que conozcas el nombre del estadio…. Pero te aseguro que nunca has preguntado por el nombre del camillero, es un desconocido con una función vital. Intercesores, héroes anónimos listos para entrar en la escena corriendo…. nadie los conoce, pero nada se puede hacer sin ellos.

Jesús contó una historia acerca de estos “camilleros” en Marcos 2:1-5… anota los principios claves acerca de estos “camilleros”, es decir, intercesores:

  1. “Paralítico”. Interceder es cargar a los que necesitan ayuda. Vs.3
  2. “Lo cargan”. Interceder es un esfuerzo vs.3
  3. “La multitud”. Interceder es superar obstáculos. Vs. 4
  4. “El Techo”. Los intercesores son audaces, comprometidos y responsables.

“Camilleros”, asegúrate de tener los tuyos, es en serio, asegúrate que siempre haya alguien orando por ti. Y nunca olvides que tú también debes cargar a alguien. Jesús mira y recompensa la fe de los camilleros:

Marcos 2:5 “Al ver Jesús la fe de ellos, le dijo al paralítico: Hijo, tus pecados quedan perdonados”. NVI

Carlos Navas - Movimiento AVIVADORES

4 Comments

  • PASTOR
    GRACIAS, QUE PALABRA. Estaba necesitando esa Palabra.

    Gracias al Señor, por contratar a un camillero de primera como usted Pastor Carlos.

    Le amo en Cristo.

    Saludos.-

  • Bueno!

  • Muy bien dicho Carlos! Es necesario perderle el miedo a «ensuciarse» las manos con la «mugre» de los heridos. Debemos recordar que alguien nos acarreo en la camilla y nos les importo ensuciarse, ya que solo DIOS sabe donde nos saco!

    Bendiciones

    DJ Berges

  • Excelente!

Añadir comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *