G1 – DEBEMOS RESPONDER

SERIE «¿QUÉ DICE LA BIBLIA ACERCA DE ELEGIR GOBERNANTES?

El proceso de elección de gobernantes es uno de los eventos más relevantes en la vida de las naciones democráticas.

¿Cómo enfrenta el pueblo de Dios tales procesos?… ¿Qué debe tener en mente para ejercer el sufragio?… ¿Cuál debe ser su posición ante los resultados finales?… ¿Debe o no participar en las votaciones?… ¿Se debe o no hablar de esto en las iglesias?… ¿Qué dice la Biblia acerca del proceso de elegir gobernantes?… en fin,  las respuestas a ese tipo de preguntas son vitales porque…

  • Este es un proceso normal y esperado en la vida de las naciones. Ha sucedido y sucederá cíclicamente, como cristianos hemos participado y lo seguiremos haciendo. Por lo tanto, tratar este asunto entre cristianos no debería ser algo alarmante por el evento en sí mismo.
  • Las respuestas son vitales porque… el pueblo de Dios está muy desinformado desde la perspectiva bíblica y teológica. Y por el contrario, copiosamente bombardeado de información política desde el enfoque de instituciones o personajes con sus propios intereses y agendas que en muchas ocasiones carecen de valores Bíblicos o en su defecto de buenas intenciones.
  • La respuestas son vitales porque… este tema pertenece a la categoría de “Tema sensible y apasionado”. Son temas intensos, y con esa categoría de temas preferimos no meternos o hacerlo periféricamente. Sin embargo, siguen allí y deben ser tratados en función de orientar y traer paz no conflicto, recuerde que la verdad siempre nos libera, por lo tanto, deben ser abordados desde el enfoque de la Palabra de Dios. Sin perder de vista que los cristianos tienen deberes cívicos que cumplir.
  • La respuestas son vitales porque… El absolutismo de respuesta a la pregunta de si el cristiano debe o no meterse a la política, asusta y no abona a la solución. Caminar en la ruta de respuestas cerradas de si o no puede ser insuficiente. Desde el momento en que un cristiano se dirige a la urna ya está participando de la política, es decir, del gobierno y organización de los estados. Eso en sí mismo ya es un nivel de participación política. Cuando da su opinión, cuando considera candidatos o los critica está participando de política, por lo tanto, es mejor instruir para hacer su mejor papel posible. Es más adecuado considerar que hay niveles de participación, y en esos niveles es donde debemos ser cautelosos y sobretodo guiados por Dios.
  • La respuestas son vitales porque… las nuevas generaciones necesitan ser orientadas. Algunos jóvenes están listos para su primer acto de participación electoral, otros lo estarán en el futuro, así que lo mejor es poner desde el inicio los fundamentos apropiados, para que marchen a las urnas con más convicción que entusiasmo, con más contenido que forma.

En el texto bíblico no encontramos antecedentes de procesos de elección de gobernantes a través de votaciones democráticas. Sin embargo, encontramos parámetros relacionados a la toma de decisiones, perfiles acerca de los líderes, parámetros para seleccionar gobernantes, consejos acerca de los gobernantes y para los gobernantes, actitudes de los mismos hacia Dios y sus mandatos, y las consecuencias de eso. En la Biblia hay sabiduría y sobretodo el llamado de involucrar a Dios en cada paso que damos. Dios es protagonista en la vida de las naciones y la relación del pueblo de Dios en este asunto es determinante, muy determinante, por lo tanto, la Biblia debe ser escuchada al respecto.

  • El salmista preguntó… “Alzaré mis ojos a los montes; ¿De dónde vendrá mi socorro?” Sal. 121.1
  • EL profeta preguntó… “¿Hasta cuándo van a seguir indecisos?” 1º. Rey. 18.21
  • Pilato preguntó… “¿A quién quieren que les suelte: a Barrabás o a Jesús, al que llaman Cristo?” – Mt. 27.17

Lo relevante de esas preguntas es que las respuestas estaban en el corazón del pueblo de Dios, y las respuestas a ese tipo de preguntas definen el destino de las naciones. Esas respuestas dejan al descubierto el corazón del pueblo de Dios… en quién confían, quién es la razón y propósito de su día a día.

Ester 4.14

“Si ahora te quedas absolutamente callada, de otra parte vendrán el alivio y la liberación para los judíos, pero tú y la familia de tu padre perecerán. ¡Quién sabe si no has llegado al trono precisamente para un momento como éste!»

Se esperaba mucho de la reina Ester. Su pasividad y silencio no ayudarían para librar al pueblo de la destrucción, y sí marcarían el final de la casa de Ester. Una ley estructurada, maquinada y  decretada por los funcionarios de turno definían el destino del pueblo de Dios: aniquilación absoluta. Pero en el plan de Dios alguien estaría en el lugar correcto, el día correcto, para tomar la decisión correcta. Ester era más que unas medidas perfectas, más que una reina de belleza, ella estaba en la corte porque sus decisiones definirían la ruta de su pueblo. No era casualidad que estuviera en esa posición, como no lo es que usted y yo estemos en este país para esta hora.

Loren Cunningham, fundador de Juventud con una Misión escribió en uno de sus libros:

 “El registro de la historia muestra que: siempre que un grupo significativo de personas tiene la Biblia y practica sus enseñanzas, su nación experimenta una transformación beneficiosa”

En El Salvador la población cristiana (Católica y Evangélica) ronda por el 90% (LPG Datos Abril, 2019), creo que eso entraría en la categoría de “grupo significativo de personas que tiene la Biblia”, el desafío es practicar sus enseñanzas, con todo y eso el porcentaje no sería despreciable.

Robert Bellah sociólogo estadounidense, no creyente dijo: “La calidad de la cultura puede ser cambiada cuando un 2% de las personas tienen una nueva visión”. Interesante declaración considerando que Bellah estudió la influencia del cristianismo en diferentes ámbitos de la sociedad.

Y el punto es que su aporte cuenta y define, define el rumbo de naciones, no por la marca estampada en el papeleta de votación, sino por la marca estampada en el alma, en su corazón, que nos guía a dar nuestro voto con fe, valor, responsabilidad, ética cristiana y en pleno sometimiento al Señor… igual que Ester, DEBEMOS RESPONDER CON EFECTIVIDAD.

Contáctanos a: hola@carlosnavas.org

Carlos Navas - Movimiento AVIVADORES

Añadir comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *