34. Jesús es la Navidad

Llegó otra Navidad, se fue la anterior, vendrá la próxima, y esta se convertirá en la que se fue … la Navidad es así.

Experimentarás presión y hasta ansiedad, será por las compras, la cena de la “Noche Buena”, los regalos de última hora, la vestimenta de la noche, el tumulto en el Centro Comercial y el terrorífico tráfico en la calle… la Navidad es así.

La época se desliza en el calendario, el año sucumbe frente a nuestros ojos y de repente, hay más luz en la calle y en tu casa, ¿habrá más luz en tu corazón?, porque la navidad en realidad tiene que ver con la luz en tu corazón más que con la luz del famoso adorno de tu sala.

Como sea, por favor no olvides que lo más importante de la temporada es que … Jesús es la Navidad. Claro y directo, ni por un segundo te dejes llevar por el ruido, los regalos y Papa Noel. No te confundas con el reno y la nieve, la Navidad es Cristo. Es el primer episodio de la gran obra hasta llegar al último capítulo con una tumba vacía, todo es acerca de Él. Honestamente no consideres la Navidad si la historia de la noche de Belén no reina en tu mente y corazón, la Navidad no lo sería sin Cristo.

La hermosa luz de la época no es la que cuelga en un viejo árbol o en el marco de una ventana, la luz que debe brillar es la de Jesús en tu corazón, porque Él es la luz. Es la luz que disipa toda tiniebla, es autoridad que da esperanza, es la luz que le da verdadero color a la temporada, y no se apaga cuando pasa la estación. Jesús es la luz de la navidad.

Juan 1 vrss. 5,4 y 9:

“4. En él estaba la vida, y la vida era la luz de los hombres.

5. La luz en las tinieblas resplandece, y las tinieblas no prevalecieron contra ella.

9. Aquella luz verdadera, que alumbra a todo hombre, venía a este mundo”.

hola@carlosnavas.org

Carlos Navas - Movimiento AVIVADORES

1 Comment

  • DIos Todopopderoso bendiga sus vidas con su amada familia .

Añadir comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *