35. Todo saldrá bien en Navidad.

Llegó otra Navidad, se fue la anterior y pronto vendrá la próxima, y esta a su vez, se convertirá en la que se fue … la Navidad es así.

Y por supuesto, vendrán las preguntas, los reclamos, las opiniones que siempre llegan… “¿Por qué lo celebran?” … “¿Tienen idea de lo que están haciendo?” … “¿En realidad nació en esta fecha?” … “¿De verdad nació?”… “¿Saben el origen de esta celebración?” … vendrán las preguntas, opiniones y reclamos… me alegra que vengan, porque si alguien busca esas respuestas con humildad y sinceridad encontrará el camino al pesebre como los pastores guiados por los ángeles o los sabios del Oriente guiados por la estrella … la Navidad es así.

Pero la Navidad tuvo sus complicaciones. ¿Te imaginas aquella noche?, José corriendo de puerta en puerta buscando un cuarto, posadas abarrotadas, una joven sudorosa gimiendo con dolores de parto que minuto a minuto empeoran, sentada o más bien encorvada en un incómodo asno… los preparativos de aquella navidad eran toda una complicación. La noche de navidad sigue teniendo sus complicaciones como el tráfico, las compras, los gastos, preparativos, arreglos y un millón de detalles más, la navidad tiene sus caprichos que atender.

No nos gustan las complicaciones… pero las hay de todas las formas y colores, no respetan época, edad, sexo o condición… allí han estado, están o estarán. Pero no pierdas de vista que de aquella complicación en Belén surgió la esperanza y brilló la luz, todas las complicaciones se superaron, el plan se cumpliría, así, que ahora será igual. Y no me refiero a las complicaciones de la Navidad, sino a las complicaciones en la Navidad. Familias en conflicto, finanzas deterioradas, depresión y mil cosas más.

Esas batallas tienen un propósito y solución, por un momento todo era oscuro para José y María, pero luego el niño estaba en sus brazos y un coro angelical celebraba el nacimiento del Salvador. Confía en que esa etapa apremiante y sofocante pasará y verás la Salvación que viene para tu paz. 

“Y aconteció que estando ellos allí, se cumplieron los días de su alumbramiento”. Lc. 2.6

hola@carlosnavas.org

Carlos Navas - Movimiento AVIVADORES

Añadir comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *