Fallar no te hace un fracasado

 Fallar no te hace un fracasado

Josue 7.5-6

“El ejército israelita sufrió treinta y seis bajas, y fue perseguido… Allí, en una pendiente, fueron vencidos. Como resultado, todo el pueblo se acobardó y se llenó de miedo.

…Josué se rasgó las vestiduras y se postró rostro en tierra… Lo acompañaban los jefes de Israel, quienes también mostraban su dolor y estaban consternados”.

¿Alguna vez has fallado?, ¿alguna vez las cosas no te salieron bien?, ¿fracasaste?… estoy seguro que la respuesta ha esas preguntas es “si”, tal vez sea: “si, muchas veces”. No lo dudo porque pertenecemos al equipo de los seres humanos, y en este equipo cosas así nos pasan más de lo que quisiéramos. Fallar es parte de la vida, es más, fallar es parte de la ruta del éxito, pero fallar no significa que seas un fracasado.

Josué es el gran conquistador de la Biblia. Pasó el río Jordán y lo hizo a lo grande, enfrentó la murallas de Jericó y lo hizo a lo grande. Siguiente paso, un pequeño pueblo de 12 mil habitantes, pan comido, un trofeo más para el estante… error… Josué fracasó con Hai, el resultado fue un paquete que incluía: muerte, derrota, miedo, desmotivación, dolor y consternación. La lección del capítulo 7 del libro de Josué es: No desobedezcas a Dios.

A veces la conquista no luce como conquista. ¿Dónde quedó aquello de que nadie podrá hacerte frente?. Josué falló, pero seguía siendo un conquistador, el fracaso no te hace un fracasado. He entendido que fallar es inevitable, es un error pensar que nunca vas a fallar, no es cierto, sucederá. Un estudio reflejó que un empresario logra tener éxito con su emprendimiento después de fallar en 3.8 ocasiones, honestamente, por experiencia propia y por otras historias ese número hasta me parece bajo, pero lo que si es importante entender es que  vamos a fallar, pero eso no significa que eres un fracasado.

Sigue adelante, el error es reversible, puedes volver a empezar, lo que salió mal en una ocasión se puede corregir y si vuelves a fallar, pues sigue por otro camino, te animo a investigar la clásica historia de Edison y su bombillo eléctrico. Esas caídas suelen doler, pero desde suelo también se aprende, así que levántate y vamos por un round más, fallar no te hace un fracasado. En la Biblia se dice de esta manera:

Prov. 14.16

“Porque siete veces cae el justo, y vuelve a levantarse; Mas los impíos caerán en el mal”.

Carlos Navas - Movimiento AVIVADORES

Añadir comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *